W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: As-Salam (Paz)

 

As-Salam (Paz) es
uno de los nombres de Dios. Dios dice: “l es Al‑lah,
no hay otra divinidad salvo l, el Soberano Supremo, el Santsimo, el
Pacificador, el Dispensador de seguridad” (Corn 59:23).

Al‑lah es el portador de paz,
Quien esparce paz por toda la creacin. Desde que la vida fue creada ha sido
dominada por largos perodos de paz, seguridad, tranquilidad y alegra. Dios es
Paz y de l emana toda paz. Es como dijo el Profeta (la paz y las bendiciones
de Dios sean con l): “Oh, Dios! T eres Paz y de Ti es la paz. Bendito seas,
T, poseedor de la gloria y el honor”[1].

Es asombroso que algunas personas que
invocan a Dios por este noble nombre, viven sus vidas en contienda y hostilidad
hacia el mundo. Todo aspecto de sus vidas est lleno de conflictos, desde su
propio interior hasta su comportamiento exterior, en sus pensamientos y con sus
familias. Cmo puede una persona hallar paz con el Seor?

As-Salam, la pureza

El nombre As-Salam tambin significa
“pureza”, la idea de estar libre de mancha. Transmite el significado de que
Dios est libre de todo defecto y de toda deficiencia, como fatiga, sueo,
enfermedad o muerte. La existencia de Dios es una de perfeccin absoluta. Dios
dice: “Dios! No existe nada ni nadie con derecho a ser adorado excepto l,
el Viviente [Eterno], el Sustentador [y Gobernador de toda la creacin]. No Lo
afectan somnolencia ni sueo” (Corn 59:255)
.

Dios est libre de todo lo que
contradiga Su autosuficiencia absoluta. Nada puede fatigarlo ni eludirlo. Nada
se encuentra ms all de Su alcance.

La Gente del Libro Le atribuye tal
deficiencia cuando afirman que descans al sptimo da, despus de crear los
cielos y la Tierra. Es por esto que Dios dice: “Cre los cielos y la Tierra
y todo cuanto existe entre ambos en seis eras, sin sufrir cansancio” (Corn 50:38)
.

Si Dios quiere que ocurra algo, solo
dice “S!”, y es.

Esta misma connotacin del nombre As-Salam
se aplica al conocimiento de Dios. Dios est libre de ignorancia, duda e
indecisin. Nada est oculto a Su conocimiento. Su conocimiento no se adquiere
a travs del aprendizaje, sino que es absoluto, completo y totalmente exacto,
abarcndolo todo en el pasado, el presente y el futuro sin excepcin.

“Acaso no ves que Dios conoce cuanto hay en
los cielos y en la Tierra? No hay confidencia entre tres sin que l sea el
cuarto, ni entre cinco sin que l sea el sexto. Siempre, sean menos o ms, l
estar presente dondequiera que se encuentren. El Da de la Resurreccin les
informar sobre lo que hicieron. Dios tiene conocimiento de todas las cosas” (Corn
58:7).

“[Ante Dios] es igual que digan algo en
secreto o en pblico, que se oculten de noche o se muestren de da” (Corn
13:10).

Del mismo modo, Su discurso est libre
de toda falsedad y de toda injusticia. Dios dice: “La Palabra de tu Seor es
de una veracidad y justicia absolutas” (Corn 6:115)
.

Sus declaraciones son veraces y Su
decreto es justo. Su ley y toda expresin de Su voluntad son perfectos. La ley
de Dios est llena de sabidura y conocimiento, como lo es el Corn que l
revel a Su Profeta. El Corn es rico en significados, gua a la humanidad en
todos los sentidos hacia lo que le asegura su bienestar en este mundo y en el
prximo. Es lamentable que muchas personas lean el Corn y descuiden su
belleza, siguiendo ciegamente tradiciones y conocimiento mecnico. Se han hecho
incapaces de pensar y renovar de modo creativo, y por ello se mantienen en el
atraso, la ignorancia y el declive cultural que atestiguamos en la actualidad.

Dios est libre de tener cualquier contrincante,
rival, socio o compaero en Su dominio. l mantiene en solitario Su soberana
sobre la creacin, tanto en este mundo como en el prximo.

Su decreto y Su mandato estn libres de
toda tirana e injusticia. El Profeta Muhammad nos relat que Dios dijo: “Oh,
siervos Mos! Me he prohibido a M mismo actuar con injusticia y lo he
prohibido entre ustedes, as que no se opriman unos a otros”[2].

De la perfeccin de la justicia de
Dios, l se prohibi a S mismo actuar de modo injusto y nos prohibi a
nosotros oprimirnos unos a otros. l dice: “Tu Seor no es injusto con Sus
siervos” (Corn 41:46)
.

Dios nos ordena cultivar esta cualidad
en nuestro interior y jams actuar de manera injusta con nadie. Al actuar con
justicia, estamos comprometidos en un acto de devocin hacia nuestro Seor, ya
que Dios no solo es justo, sino que ama la justicia y a aquellos que actan de
manera justa. Del mismo modo, l es Omnisciente y ama a quienes poseen
conocimiento. l es hermoso y ama la belleza y a quienes cultivan la belleza en
su interior. l es generoso y ama la generosidad y a las personas caritativas.
Todos estos se cuentan entre los atributos de nuestro Seor.

Esta connotacin de pureza, esta
libertad de toda mcula, se extiende a Sus actos: a lo que l da y a lo que l
retiene. Cuando Dios retira algo de nosotros, no es debido a avaricia ni a
escasez. Dios est por encima de eso, glorificado sea! Es debido a Su
sabidura infinita que l retiene lo que retiene de sus siervos. Algunas
personas son mejores teniendo riquezas y otras son mejores siendo pobres. “Dios
concede sustento abundante a quien quiere y se lo restringe a quien quiere.
[Algunos] se regocijan con la vida mundanal, pero qu es la vida mundanal
comparada con la otra, sino un goce ilusorio?”
(Corn 13:26). Del mismo
modo, algunas personas se benefician ms de ser saludables, mientras que otras
obtienen ms beneficio de experimentar enfermedades. Dios conoce cada una de
nuestras necesidades y qu es lo que ms nos beneficia.

Todos los atributos de Dios comparten
esta perfeccin y estn exentos de todo defecto. Los atributos de Dios no se
asemejan a las cosas creadas. l es incomparable. Es por la sabidura de Dios
que nosotros, como criaturas creadas, estamos sujetos a las limitaciones y
defectos inherentes a nuestra naturaleza y a las tribulaciones de vivir en este
mundo. Dios, por otra parte, es As-Salam, aquel que est libre de toda
deficiencia.

El nombre de Dios As-Salam es realmente
grande en su significado, pues articula la perfeccin que poseen todos los
nombres de Dios: todos y cada uno de los atributos de Dios estn libres de
defectos.

Cuando nos saludamos con la paz
diciendo “As-salamu alikum”, estamos invocando este nombre de Dios; y al
hacerlo, estamos comunicando esta connotacin de la perfeccin de Dios, as
como la idea de paz.

Dios ha hecho de la “paz” el saludo para
los creyentes: “Su saludo el da que se encuentren con l [en el Paraso]
ser: Que la paz sea contigo!” (Corn 33:44)
.

l nos ha ordenado utilizar este saludo:
“Siempre que entren a [cualquiera de estas] casas, saldense unos a otros
con el saludo de la paz” (Corn 24:61)
. Por lo tanto, un creyente
invoca la paz sobre s mismo y sobre los dems con este saludo.

Dios es Quien otorga la paz

De hecho, Dios saludo a Sus criaturas
en este mundo con el saludo de paz.

      
“Que la paz sea con No
entre todas las criaturas!” (Corn 37:79).

      
“Qu la paz sea con
Abraham!” (Corn 37:109).

      
“Que la paz sea con Moiss
y Aarn!” (Corn 37:120).

      
“Qu la paz sea con Elas!”
(Corn 37:130).

      
“Que la paz sea con todos
los Mensajeros!” (Corn 37:181).

      
“Di: Alabado sea Dios! Que
la paz sea sobre Sus siervos elegidos” (Corn 27:59).

      
“Que la paz sea con quienes
sigan la gua” (Corn 20:47).

El saludo de Dios hacia Sus siervos es
Su decreto de que ellos sern salvaguardados en este mundo y en el prximo.
Aunque estn sujetos a las pruebas y las tribulaciones que los dems
experimentan en el mundo, Dios les concede a sus corazones contentamiento y
certeza de fe, que transforman sus dificultades en bendiciones y en una
experiencia gratificante. Ellos tienen corazones alegres, en paz con lo que sea
que Dios decrete para ellos.

El eminente compaero Saad Ibn Abi
Waqqas fue bendecido con que sus oraciones siempre eran contestadas. Cuando se
volvi ciego, la gente le pregunt: “Por qu no le pides a Dios que te
devuelva la vista?”.

l les respondi: “Por Dios! Estar
satisfecho con el decreto de Dios es ms preciado para m que lo que pudiera
desear”.

Oh, Dios! T eres la paz y de Ti es la
paz. Bendito seas, poseedor de gloria y honor.


Pie de pgina:

[1] Sahih Mslim.

[2] Sahih Mslim.