W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: El papel de la colonización en el sistema político del mundo musulmán

 

https://www.islamreligion.com/articles/images/The_Role_of_Colonization_on_the_Political_System_of_the_Muslim_World_001.jpgEl Corn y la Suna han sido la gua del activismo poltico y moral
musulmn. El ejemplo de cmo el Profeta Muhammad y sus compaeros llevaron sus
vidas y desarrollaron la primera comunidad musulmana, sirve de modelo para un Estado
y una sociedad orientados islmicamente y socialmente justos.

Ms que un Profeta, el Profeta Muhammad
(la paz y las bendiciones de Dios sean con l) fue el fundador de un Estado. En
la poca del Profeta Muhammad y sus sucesores, todos los musulmanes pertenecan
a una nica comunidad, cuya unidad se basaba en la interconexin entre la
religin y el Estado, donde la fe y la poltica eran inseparables. El Islam se
extendi desde lo que hoy da es Arabia Saudita por todo el Norte de frica, a
travs de Oriente Medio y penetr en Asia y Europa. Histricamente, el Islam ha
sido la ideologa religiosa para la fundacin de una variedad de estados
musulmanes, incluyendo grandes imperios islmicos como el Omeya (661750), el
Abasida (7501258), el Otomano (1281 1924) y el Mugal (15261857). En
cada uno de estos imperios y en otros estados tipo sultanato, el Islam fue la
base de las instituciones legales, polticas, educativas, econmicas y sociales
del Estado.

En el siglo XI el mundo islmico estaba
siendo atacado por los turcos y los mongoles. Ellos no fueron conquistados por
el Islam, en lugar de ello, entraron al mundo islmico como conquistadores y se
convirtieron al Islam durante los siglos siguientes.

Durante los ltimos dos siglos, el
mundo islmico ha estado bajo otra transformacin llegada de Occidente. Los
europeos, que llegaron en los siglos XIX y XX, colonizaron militarmente el mundo
musulmn y no se convirtieron como los turcos y mongoles. Por primera vez en la
historia, los musulmanes fueron subyugados polticamente por los imperios
europeos de Rusia, Holanda, Gran Bretaa, Italia y Francia.

El siglo XX estuvo marcado por dos
temas dominantes: el colonialismo europeo y la lucha de los musulmanes por su
independencia. El legado del colonialismo se mantiene vivo hoy da. El
colonialismo alter el mapa geogrfico del mundo musulmn. Dibuj las fronteras
y design lderes sobre los pases musulmanes. Despus de la Segunda Guerra
Mundial, los franceses estaban en frica occidental y del norte, el Lbano y
Siria; los britnicos en Palestina, Irak, el golfo rabe, el subcontinente
indio, Malasia y Brunei; y los holandeses en Indonesia. Ellos remplazaron las
instituciones educativas, legales y econmicas, y retaron la fe musulmana. Los
oficiales coloniales y los misioneros cristianos se convirtieron en los
soldados de la expansin y el imperialismo europeos. El cristianismo era visto
por los colonialistas como inherentemente superior al Islam y su cultura. Esta
actitud puede verse en la declaracin de Lord Cromer, consejero britnico en El
Cairo de 1883 a 1907: “como sistema social, el Islam ha sido un completo
fracaso. Mantiene a la mujer en una posicin de inferioridad, permite la
esclavitud, y su tendencia general es la intolerancia hacia otras religiones”.

El colonialismo europeo remplaz el
autogobierno musulmn bajo la ley islmica, que exista desde tiempos del Profeta
Muhammad, por sus seores europeos. Los colonialistas fueron los cruzados
modernos, guerreros cristianos que se esforzaron denodadamente para destruir el
Islam. Los franceses hablaban de su batalla de la cruz contra la luna
creciente. La nica diferencia era que los europeos vinieron, esta vez, no con
caballera y espadas, sino con un ejrcito de misioneros cristianos y de
instituciones misioneras como escuelas, hospitales e iglesias, muchas de las
cuales permanecen en los pases musulmanes hasta la actualidad. Los franceses tomaron
la mezquita Yam Masyid de Argel y la convirtieron en la catedral de San
Felipe, con la bandera francesa y la cruz puestas sobre el minarete para
simbolizar el dominio cristiano[1].

Los siglos de larga lucha del mundo
musulmn con el gobierno colonial occidental fueron seguidos por regmenes
autoritarios instalados por los poderes europeos. La ausencia de estados
estables ha llevado a muchos a preguntarse si hay algo en el Islam que sea
antitico para la sociedad civil y el estado de derecho. La respuesta a esta
pregunta reside ms en la historia y en la poltica que en la religin. Los
estados musulmanes modernos solo tienen algunas dcadas, y fueron creados por
las potencias europeas para servir a los intereses de Occidente.

En el sur de Asia, los britnicos
dividieron el subcontinente indio en India y Pakistn, otorgando porciones del Estado
de Cachemira, de mayora musulmana, a cada uno de ellos. Los conflictos que
resultaron de dichas acciones, han llevado a la muerte de millones en la guerra
comunal entre hinds y musulmanes, la guerra civil entre el este y el oeste de
Pakistn que llev a la creacin de Banglads y los conflictos en Cachemira
contra el gobierno indio, que se mantienen en la actualidad. En Oriente Medio,
los franceses crearon el Estado moderno del Lbano con porciones de Siria, y
los britnicos establecieron las fronteras entre Irak y Kuwait, creando una
entidad nueva llamada Jordania. Tambin crearon un nuevo pas llamado Israel,
expulsaron de all a los locales no judos y se apoderaron de las tierras que
pertenecan antes a cristianos y musulmanes, para entregrselas a una autoridad
juda extranjera. Esas fronteras arbitrarias alimentaron conflictos tnicos,
regionales y religiosos, incluyendo la guerra civil libanesa entre cristianos y
musulmanes, la ocupacin del Lbano por parte de Siria, la guerra con que Saddam
Hussein reclam el territorio kuwait, y el conflicto palestino-israel que no
requiere presentacin.

Los modelos polticos y econmicos
fueron tomados de Occidente para remplazar los sistemas poltico y econmico
islmicos despus de la independencia de los gobiernos coloniales a mediados
del siglo XX, creando ciudades sobrepobladas que carecan de sistemas de apoyo
social, con elevadas tasas de desempleo, corrupcin gubernamental, y una brecha
creciente entre ricos y pobres. En lugar de llevar a una mejor calidad de vida,
la occidentalizacin condujo al colapso de los valores familiares, religiosos y
sociales tradicionales. Muchos musulmanes culpan a los modelos occidentales de
desarrollo poltico y econmico de ser la fuente del declive moral y el
malestar espiritual.

Los gobiernos no elegidos, cuyos
gobiernos son reyes, militares y oficiales exmilitares, gobiernan la mayora de
los pases en el mundo musulmn. El poder estatal depende, en gran medida, de
las fuerzas de seguridad, la polica y el ejrcito, y las libertades de
reunin, expresin y prensa son muy limitadas. Muchos estados musulmanes operan
dentro de una cultura de autoritarismo que se opone a la sociedad civil y a la
libertad de prensa.

Adems de influir sobre aquellos que
llegan al poder en los emergentes estado-nacin modernos musulmanes, Europa y
Estados Unidos obligan a los regmenes autoritarios a establecer alianzas con
ellos, y toleran o apoyan sus vas no democrticas a cambio del acceso
occidental al petrleo y otros recursos.

Cuando la gente se pregunta por qu el
mundo musulmn est azotado por la violencia y el descontento, la respuesta de
seguro puede ser hallada en la interferencia colonialista, tanto en el pasado
como en el presente, en la regin. Por lo tanto, cualquier xito futuro depende
de regresar a una sociedad que se rija por los principios de las personas que
viven en ella, una en la que todos los asuntos sean gobernados por el Islam.


Pie de pgina:

[1] Algunas de las primeras polticas imperialistas de las potencias
coloniales no solo llevaron agendas econmicas, sino tambin religiosas y
culturales. Los franceses, por ejemplo, buscaron remplazar la cultura islmica
por la suya mediante, entre otras medidas, la imposicin de controles a los
tribunales islmicos y la supresin de muchas instituciones musulmanas. Despus
de transformar la Gran Mezquita de Argel en la Catedral de San Felipe, por
ejemplo, el arzobispo de Argel anunci un plan misionero para “salvar” a los
musulmanes de “los vicios de su religin original, generadores de pereza,
divorcio, poligamia, robo, comunismo agrario, fanatismo e incluso canibalismo”.
Azim A. Nanji, ed., The Muslim Almanac (Detroit: Gale Research,
Inc., 1996), p. 123; Arthur Goldschmidt Jr., A Concise History of the Middle
East
, 3ra. ed. (Boulder, Colo.: Westview Press, 1988), p. 231; John L.
Esposito, The Islamic Threat: Myth or Reality?, 3ra. ed. (New York:
Oxford University Press, 1999), p. 50; Fawaz A. Gerges, America and
Political Islam: Clash of Cultures or Clash of Interests?
(Cambridge:
Cambridge University Press, 1999).