W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Shannon Abulnasr, excristiana, Estados Unidos (parte 3 de 3)

 

Me sent y convers con la Dra. Yamila
durante varias horas en su oficina en el Centro Islmico de Irving. Llor todo
el tiempo que estuve ah, la Dra. Yamila tambin llor, y cuando le pregunt
por qu lloraba, me dijo que se senta como si se estuviera viendo a s misma,
porque tenamos problemas similares en nuestras vidas, y muchas cosas iguales
en nuestros pasados. Pero mientras estuve all, mis sentimientos emocionales
que me hacan llorar se convirtieron en emociones diferentes, me di cuenta de
que mis emociones se haban calmado y realmente me sent en paz. Descubr eso
cuando ella tuvo que dejar la oficina para ocuparse de otra cosa. Yo estaba
pensando que era muy extrao conocer a una mujer como ella por mero “azar”, y
que estaba destinado para m el conocerla a ella en particular, entre toda la
gente. Ella era una mujer musulmana estadounidense con una historia similar a
la ma. En retrospectiva, ahora estoy segura de que nadie hubiera podido
entender mis problemas y mi situacin como lo hizo ella, porque ella haba
pasado por muchas cosas similares a las que yo haba experimentado. Sal de
inmediato y la encontr en la recepcin de la mezquita, hablando sobre su hija
con un profesor de la escuela, y en ese momento le dije que quera hacerme
musulmana. Cuando le dije eso, ella sonri ampliamente y despus de entregarme
un hiyab y ayudarme a ponrmelo, me pidi que la acompaara. Me llev a
un saln de clases donde haba un grupo de 30 o 40 nios, entre los 5 y 10 aos
de edad, y le dijo al profesor que yo quera hacerme musulmana y que haba
pensado que sera bueno tener a los nios como testigos. Ella le pidi que me
recitara la Shahada. Estuve llorando antes, durante y despus de recitar
la Shahada, y estaba sobrecogida de sentimientos y felicidad. Desbordaba
tantas lgrimas que vea todo borroso, pero entonces un nio de unos seis aos
de edad se levant y vino hacia m, y me dijo que no debera llorar porque no
solo haba encontrado una nueva religin, sino una hermosa forma de vida. Subhana
Al‑lah
. Lloro de recordarlo! Ese nio, in sha Al‑lah,
crecer para convertirse en un hombre piadoso. Me gustara recordar quin era
ese nio.

En ese momento, lo nico que saba del
hombre que me ayud a recitar mi Shahada es que era un profesor. Varios
meses despus, descubr que era el profesor de Corn en la escuela cornica de
la mezquita. Ese hombre era el Shaij Abdelkarim Edghouch. Despus de mi
conversin, comenc a tomar clases en la mezquita y a asistir a las oraciones.
Comenc a vestir hiyab, y el resto es historia.

Otra cosa interesante es que ese da
sent que haba sido guiada directamente hacia la Dra. Yamila en ms de un
sentido. La mujer en el telfono me dio el nmero telefnico sin decirme que
era el de una mezquita. Adems, siempre que uno llama al Centro Islmico de
Irving, contesta una mquina con un men automtico preguntndote con quin
quieres hablar. Ese da en que yo llam, no apareci ese mensaje, fui dirigida
directamente a la Dra. Yamila, y hasta el da de hoy no he podido descifrar
cmo ocurri eso. Solo Al‑lah sabe lo que yo habra hecho o dejado de
hacer si me hubiera respondido una contestadora automtica, o peor an, si no
hubiera recibido respuesta ese da. Subhana Al‑lah.

Hoy me siento agradecida con Al‑lah
por haberme dado las seales del camino para hallarlo. Me siento avergonzada de
haber estado perdida tanto tiempo. Ahora, miro atrs y veo a todos los
musulmanes que conoc antes de la Dra. Yamila, y me doy cuenta con tristeza de
que ellos tenan mucho por compartir conmigo, pero fueron egostas, perezosos y
tacaos, y no se tomaron el tiempo de ensearme sobre el Islam. Que Al‑lah
tenga misericordia de ellos.

Muchos musulmanes tuvieron la
oportunidad de compartir esta hermosa religin conmigo, pero prefirieron no
tomarme en serio. Si solo supieran! Al‑lah es el nico que conoce el
corazn de una persona y sus intenciones, y es Quien gua. As que, si alguien
te pregunta alguna vez cualquier cosa sobre el Islam, dile todo lo que sepas.
Si te hacen preguntas que parecen “tontas” o incluso “estpidas”, no las
ignores, pues puede que te estn indagando con seriedad sobre el Islam. Algunas
personas no son buenas expresndose, pero no tienen intencin de ser rudas ni
de insultar. Simplemente son ignorantes en el tema y no saben cmo preguntar.
Muchos musulmanes se ofenden con facilidad cuando un no musulmn les hace preguntas,
y no quieren hablar ms con esta persona debido a que se sienten irrespetados. Esto
me ha pasado a m, incluso despus de mi conversin. No tena intencin de ser
ofensiva, era simple ignorancia sobre el tema. Pinsalo, si no sabes nada sobre
algo, no sabes si ests siendo ofensivo al respecto. Recuerda esto cuando ests
hablando con un no musulmn, porque tu reaccin a su curiosidad podra ser lo
que los aleje del Islam.

Gracias por tomarte el tiempo para leer
mi historia. Ruego a Al‑la que nos gue a todos y nos proteja de caer en
la incredulidad.

Amn.

 
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment