W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 38, Sad

 

Introduccin

Chapter-38,-Sad-.jpgEl trigsimo octavo captulo del Corn
fue revelado en La Meca y, como todas las suras mecanas, hace nfasis en los
fundamentos y los conceptos bsicos del Islam. Los ochenta y ocho breves
versculos de Sad tratan sobre la Unidad y Unicidad de Dios, el Da del
Juicio y los profetas anteriores. Compara la arrogancia de los incrdulos de La
Meca con la arrogancia de las naciones destruidas anteriormente, y con la
arrogancia de Satans.

Aleyas 1 a 17: Dios hace un juramento

Esta sura comienza con la letra rabe sad.
El uso de una o ms letras rabes al comienzo de una sura es un recurso
narrativo utilizado en esta y otras 28 suras del Corn. La razn y el
significado de esto es objeto de mucha especulacin, sin embargo, la respuesta
solo la conoce Dios.

Dios hace un juramento por el Corn, el
libro que sirve de recordatorio para toda la humanidad. Aquellos que no creen
estn ocupados solo con arrogancia y desafo. Dios ha destruido a muchas
generaciones antes que ellos por tanta arrogancia, y cada una de estas grit con
desesperacin, pero ya era demasiado tarde. Un advertidor les ha llegado (a los
incrdulos mecanos) de entre ellos mismos, pero no lo aceptan y lo llaman
mentiroso o hechicero. Por qu se le enviara el mensaje a l (el Profeta Muhammad,
la paz y las bendiciones de Dios sean con l)? Piensan para s mismos, y dicen:
“Convirti a todos los dioses en un solo Dios? No le crean, afrrense a su
religin, la religin de sus ancestros”.

Dudan porque todava no han probado el
castigo. Acaso los incrdulos poseen los tesoros de Dios o tienen control
sobre los cielos o la Tierra? Si as es, entonces que asciendan y Le dicten a
Dios. Ellos solo son una alianza armada que ser aplastada. El pueblo de No,
Ad y el Faran, negaron a sus mensajeros. Todos llamaron mentirosos a sus
mensajeros; el castigo de Dios estuvo justificado. Lo que ellos esperan no
tomar ms que un solo toque estruendoso de la Trompeta que anuncie el Da del
Juicio, y desearn poder tener su castigo en esta vida. Se le aconseja al
Profeta Muhammad que soporte sus palabras y sea paciente.

Aleyas 18 a 29: David

Recuerda al siervo de Dios, David, que
cant las alabanzas de Dios. A l se unieron en su cntico tanto las montaas
como los pjaros. Dios fortaleci su reino y le dio sabidura, buen juicio y
discernimiento. Hay una historia de dos litigantes que treparon una pared
alarmando a David en su cmara de oracin. Ellos le pidieron que juzgara entre
ambos. David juzg y se dio cuenta de que haba sido puesto en esa situacin
como una prueba de Dios. l busc perdn por cualquier error, como el miedo y
la sospecha de los dos hombres al principio, y por cualquier error de juicio
que hubiera podido cometer, como no ser imparcial. Dios perdon a David y le
record que era un regente en la Tierra, que deba gobernar con justicia y no
seguir sus propios deseos. Los que se extraven enfrentarn un castigo severo.
Los cielos y la Tierra y todo lo que hay entre ellos no fue creado sin un
propsito. Aquellos que hagan el bien no sern tratados igual que los malhechores.
El bendito Corn ha sido descendido para que la humanidad pueda reflexionar
sobre sus aleyas y aprender lecciones de ellas.

Aleyas 30 a 48: Salomn y Job

Dios le dio a David un hijo, Salomn,
que fue un excelente siervo de Dios. Se obsesion con sus hermosos caballos de
carreras y se distrajo de recordar a Dios. Al darse cuenta de su error, envi a
los caballos fuera de su vista (algunos eruditos dicen que los sacrific). Salomn
fue puesto a prueba y se enferm tanto que pareca un esqueleto ambulante. Salomn
se arrepinti y regres a Dios; pidi perdn y ms poder del que cualquier
persona pudiera tener. Dios le dio poder sobre el viento y sobre los yinn.

Y recuerda al siervo de Dios Job cuando
grit angustiado porque Satans lo haba afligido con sufrimiento. Dios le dio
agua fresca y restaur y multiplic los familiares que lo haban abandonado.
Dios alivi a Job del juramento que hizo de golpear a su esposa, instruyndole
que la golpeara con briznas de hierba[1].
Los siervos de Dios, Abraham, Isaac y Jacob fueron hombres de visin; Ismael,
Elisha y Dhul Khifl fueron sobresalientes entre los hombres.

Aleyas 49 a 64: En el Ms All

Este es un recordatorio, las puertas
del Paraso se abrirn a los justos y su provisin no terminar jams. Por el
contrario, los rebeldes y los malhechores ardern en el Infierno con otros
castigos de diversa ndole. Los seguidores sern arrojados despus de los
lderes a los que siguieron. Algunos suplicarn para que sus lderes sean doblemente
castigados, y se preguntarn por qu aquellos que solan ridiculizar no estarn
con ellos. La gente del Infierno continuar discutiendo y culpndose unos a
otros.

Aleyas 65 a 88: Una conversacin

El Profeta Muhammad debe decirles que
l solo es un advertidor y que no existe ms deidad que Dios. l entrega un
mensaje poderoso que ellos eligen ignorar, y no tiene conocimiento de lo que se
discute en los cielos. El Profeta Muhammad solo sabe lo que le es revelado. La
discusin fue entre Dios, los ngeles y Satans. Dios les dijo a los ngeles
que l iba a hacer al ser humano de arcilla, y cuando lo haba hecho ellos
deban inclinarse ante l. Todos lo hicieron a excepcin de Satans (a veces
llamado Ibls) porque era arrogante. Satans se crey mejor que Adn (el ser
humano) porque estaba hecho de fuego en lugar de arcilla, as que Dios lo
desterr y maldijo hasta el Da del Juicio Final. Satans pidi un respiro
hasta ese da y se le concedi. l Le jur a Dios que usara ese tiempo para
desviar a los seres humanos, excepto a quienes fueran sinceramente devotos a
l. Dios le dijo a Satans que escuchara la verdad: l tiene la intencin de
llenar el Infierno con Satans y todos sus seguidores.

El Profeta Muhammad debe decirle a la
gente que el Corn es un recordatorio y que l no pide ningn pago ni pretende
ser algo ms que un hombre con un mensaje y una advertencia. Con el tiempo,
todos sabrn que dice la verdad.


Pie de pgina:

[1] Los eruditos dicen que cuando la esposa de Job blasfem, l jur
que cuando estuviera recuperado la golpeara con cien latigazos. Luego se
arrepinti de su precipitado juramento.