W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 78, An-Naba (La noticia)

 

Introduccin

El Corn se divide en captulos y versculos, pero
tambin est dividido en treinta partes aproximadamente iguales. Cada parte es
denominada yuz en rabe. Debido a que cada yuz no tener un
objetivo temtico, a cada uno se lo denomina a veces por su primera palabra. La
trigsima parte se conoce como yuz amma, y lleva el nombre de la primera
palabra de su primera sura, la 78 (La noticia). Esa es la primera de las suras cortas
que se encuentran hacia el final del Corn. En general, se acepta que la
mayora de esas suras fueron reveladas en La Meca durante los primeros aos de
la misin del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con l).

Durante este perodo, la gente de La
Meca que no haba abrazado an el Islam, se burlaba y expresaba dudas sobre la
doctrina del Ms All. El ttulo de la sura es tomado de la segunda aleya, y su
nombre denota su tema. La palabra naba implica la noticia de la
Resurreccin y del Ms All, y todas sus 40 aleyas estn dedicadas a este tema.
La noticia inicia enumerando los dones de Dios a la humanidad, luego da una
advertencia severa acerca del Da de la Resurreccin y la rendicin de cuentas por
nuestras obras y comportamiento.

Aleyas 1 a 4: Una pregunta sobre la creencia

Dios formula una pregunta. Qu se
preguntan el uno al otro? De qu estn hablando? Es una pregunta retrica a
fin de producir un efecto en nosotros. l nos proporciona la respuesta, ellos
estn hablando de una gran noticia (la certeza de la Resurreccin y el Ms
All). De verdad estn hablando y discutiendo sobre este evento, en lugar de
prepararse para ello? No pasar mucho tiempo antes de que lo entiendan, muy
pronto llegarn a saber que el Da de la Resurreccin y el Ms All son reales.
Esta es una advertencia enfatizada y confirmada para quienes persisten en negar
la inevitabilidad de ese da.

Aleyas 5 a 16: La generosidad de Dios para
con la humanidad

Dios da evidencia de Su poder. l hizo
la tierra plana y las montaas seguras. Ellas estn clavadas en la tierra para
darle estabilidad y equilibrio. Cre personas en parejas, hombres y mujeres, y
cre el sueo para que las personas puedan descansar. Dios hizo la noche como
un manto, una cubierta o un ocultamiento, y el da para que la gente pueda
ganarse la vida. En un universo perfectamente diseado, la Tierra est en su
propia rbita girando alrededor de un Sol que sostiene la vida. Y l ha enviado
la lluvia en abundancia para facilitar el crecimiento de vegetacin de todo
tipo, desde granos hasta lujosos jardines.

Aleyas 17 a 30: Descripcin del Da de la
Resurreccin y el Infierno

Dios aclara que la fecha del Da de la
Resurreccin ya ha sido establecida. En ese da trascendental se tocar la
trompeta y toda la humanidad se levantar de la tumba. Vendrn en multitudes
mientras el cielo se abre de par en par como si fuera una puerta. Las montaas
temblarn hasta convertirse en un espejismo. Esas cosas sucedern. El Infierno
est al acecho de los que no creyeron y de quienes transgredieron los
mandamientos de Dios. Es all donde vivirn por un tiempo interminable. No
sentirn brisa fresca ni tendrn agua fra para beber. A los habitantes del
Infierno no se les ofrecer ms que agua hirviendo y suciedad en
descomposicin. Ser una recompensa apropiada en proporcin a sus crmenes.

Los incrdulos no esperaban ser
llamados a rendir cuentas. Ellos negaron alegremente las revelaciones. No
temieron el ajuste de cuentas y describieron el mensaje como mentiras. Sin
embargo, todo est documentado en un registro claro. Ahora ellos probarn y
experimentarn los frutos de su labor. Los habitantes del Infierno no pueden
esperar ms que un aumento del tormento que sienten.

Aleyas 31 a 37: Dones para los justos

Los justos, aquellos que eran
conscientes de Dios y de su compromiso con l, tendrn xito, recompensa y proteccin
contra el fuego del Infierno. Ellos alcanzarn los deseos de su corazn,
jardines hermosos y viedos. Tendrn compaeros perfectos y bebern de copas desbordantes.
En este hermoso jardn no escucharn conversaciones vanas ni se les dir
mentira alguna.

Este es un regalo de la generosidad
ilimitada del Dios Misericordioso para los justos. No solo se les dar lo que
merecen sino mucho ms, porque l es el Seor de los cielos y de la Tierra, y
de todo lo que hay entre ellos. El Da ser tan aterrador que nadie ser capaz
de hablarle a Dios sin Su permiso.

Aleyas 38 a 40: En el Da de la Verdad

El Da de la Resurreccin es el da en
el que el ngel Gabriel y los ngeles se unirn en formacin, fila tras fila.
Nadie hablar, excepto aquellos a quienes el Dios Compasivo otorgue permiso. Y
entonces solo sern capaces de hablar con la verdad, porque ese ser el Da de
la Verdad. Ese da ser una realidad, as que quien desee tener xito debe
buscar el camino a Dios a travs de las creencias correctas y las obras rectas.

La gente ha sido advertida de un
castigo inminente. En el Da de la Resurreccin todos vern la verdad de sus
actos y hechos. Vern lo que han hecho sus manos y muchos desearn haber
permanecido en la Tierra como nada ms que polvo. El grito del incrdulo ser:
“Ojal fuera polvo!”.