W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 85: Las grandes constelaciones

 

Introduccin

Chapter-85.jpgEl octogsimo quinto
captulo del Corn es “Las grandes constelaciones” (r. Al Buruy). El
ttulo es tomado del primer versculo y se refiere al poder de Dios sobre todo
el universo. Es el poder total de Dios el tema recurrente de esta breve sura de
22 aleyas. “Las grandes constelaciones” fue revelada en La Meca y, siguiendo el
patrn de la mayora de las suras mecanas, se enfoca en los asuntos esenciales
de la fe y la importancia de la creencia.

Aleyas 1 a 4: Un juramento

La sura inicia con un juramento que
enlaza el cielo, las grandes constelaciones, el Da del Juicio y los testigos.
Dios jura por el cielo y sus constelaciones, y por el da prometido, el Da del
Juicio. l tambin jura por S Mismo, el Testigo ltimo y Soberano de los
cielos y la Tierra, que atestigua todas las cosas. Adems de esto, Dios jura
por toda la gente que atestiguar ese da, el Da del Juicio. Estas son
poderosas imgenes que proporcionan una atmsfera seria para lo que viene
despus. Condenados son aquellos que son mencionados como “la gente de la
zanja”. La gente de la zanja (a veces traducido como trinchera) son los agentes
de un rey tirano que se negaba a permitir que su pueblo creyera en Dios. Los
actos que los agentes de este rey realizaron en obediencia a su gobernante les ganaron
la maldicin de Dios.

Aleyas 5 a 9: Una historia

Dios nos dice luego qu les orden ese
rey a sus hombres que hicieran. Llenaron un gran foso con combustible y le
encendieron fuego, luego lanzaron a los creyentes al agujero ardiente. Ese no
fue su nico crimen, los perpetradores se sentaron entonces alrededor de la
zanja mirando a la gente cmo se quemaba, deleitndose con su tortura. Este
acto fue una venganza exigida sin ninguna razn ms que el hecho de que eran
creyentes en el Dios nico. Su nico “crimen” era creer en Aquel que tiene
control sobre los cielos y la Tierra, Quien es testigo de todas las cosas.

Este es un extracto abreviado de la
historia completa, que se puede encontrar en los dichos y tradiciones del
Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con l), recopilado por
el Imam Mslim (817-874 d. C.).

*Los compaeros del Profeta Muhammad conocan bien la historia sobre
la gente de la zanja, su historia estaba contenida en otra ms larga conocida
como “el nio y el rey”. Hubo una vez un nio que fue enviado por el rey para
que fuera aprendiz de brujo. Pero cada da que iba a su trabajo pasaba junto a
un monje y se detena, escuchaba y aprenda. Finalmente aprendi que el camino
del monje era mejor que el del hechicero, as que crey en Dios y comenz a
sanar a las personas en el nombre de Dios.

El rey se enter de lo que
haca el nio, cuando uno de sus mensajeros fue curado de la ceguera y acept
la creencia en un solo Dios. El rey estaba furioso y exigi al nio que
renunciara a su creencia; cuando este se neg, hizo que lo aserraran en dos. El
rey intent matar al nio porque no abandonaba su religin, pero sus intentos
de arrojarlo desde una montaa y de ahogarlo en el mar fracasaron, debido a la
intervencin de Dios.

Con el tiempo, el nio inform
al rey que solo podra matarlo si le disparaba una flecha despus de mencionar
el nombre de Dios y as lo hizo. El rey no se percat que as acab mostrndole
a la gente el poder supremo de Dios. Muchos de los del pueblo del rey creyeron
en Dios, y en su furia el rey orden que se cavara una trinchera profunda y se
encendiera un fuego en ella. Todos aquellos que no renunciaron a su creencia en
Dios fueron arrojados a la zanja ardiente.

Aleyas 10 a 11: El Ms All

Dios dice de forma muy elocuente que
aquellos que torturan y persiguen a los hombres o mujeres creyentes y no se
arrepienten de sus actos, se encontrarn en el fuego del Infierno. Cuando el
tiempo de una persona en esta Tierra llega a su fin, no es el final de la
historia, hay otra vida, una que durar para siempre y restaurar el equilibrio
de las balanzas de la justicia. Aquellos que creen y se esfuerzan en hacer el
bien vivirn en hermosos jardines por los que fluyen ros, y suyo ser el mayor
xito. Escapar del castigo en el Ms All es, sin duda, el triunfo supremo.

Aleyas 12 a 18: El poder supremo de Dios

La venganza de Dios es realmente dura.
Esta aleya contrasta el castigo de Dios en el Ms All con los actos tirnicos
de los hombres del rey. Su venganza fue insignificante comprada con la de Dios.
Dios traer a la gente de nuevo a la vida y la puede castigar como quiera y por
el tiempo que quiera. La aleya 13 tambin nos recuerda que la creacin, la
muerte y la putrefaccin, y luego la nueva creacin, son parte de un proceso
continuo que ocurre en todo el universo. Y l es un Dios Perdonador y Amoroso.

(l es) el Seor del Trono, el
Glorioso, y hace lo que desea. Estos atributos retratan el poder y el domino
absoluto de Dios. Esta aleya es seguida por ejemplos relevantes del castigo de
Dios hacia otros, como el Faran y el pueblo de Zamud. No has escuchado las
historias sobre esos guerreros?, pregunta Dios. Eran fuerzas poderosas, pero
Dios hizo con ellos lo que quiso. Ambas historias fueron distintas en
naturaleza y, en consecuencia, ambas manifiestan la voluntad de Dios y Su
poder.

Aleyas 19 a 22: Rodeado por Dios

Sin embargo, incluso conociendo estas
historias, los incrdulos persisten en su negacin de la verdad. Dios los ha
cercado, l los rodea. Su poder y Su conocimiento los envuelve, hacindolos
impotentes, pero no comprenden esto, son totalmente inconscientes. Este es un
Corn glorioso, est inscrito en una tabla protegida, una tabla imperecedera
que Dios guarda con l.