W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 87, aleyas 9 a 19: Los afortunados escuchan la advertencia

 

“Exhorta [con el Corn], porque el recuerdo
es beneficioso. Quien tenga temor de Dios recapacitar [con tu exhortacin],
pero el negador de la verdad la rechazar y por eso ser abrazado por un gran
fuego, donde no podr morir [para descansar del sufrimiento] ni vivir [sin
dolor]. Ser de los bienaventurados quien se purifique [de la idolatra y los
pecados], recuerde el nombre de su Seor y cumpla con sus oraciones! Pero
[muchos] prefieren la vida mundanal, aunque deben saber que la vida del ms
all es superior y eterna. Este Mensaje se encuentra mencionado en las primeras
revelaciones, en las revelaciones recibidas por Abraham y Moiss” (Corn
87:9-19).

Chapter-87.jpgEl captulo 87 del Corn es denominado Al Ala, esto se traduce como “El
Altsimo”; contiene 19 versculos cortos y fue revelado en La Meca. Las suras y
aleyas reveladas en La Meca suelen concentrarse en la unidad y unicidad de
Dios, y en los fundamentos bsicos del Islam. Esta sura no es la excepcin. Su
ttulo es tomado de la primera aleya que proclama que Dios es el Altsimo, l
est por encima y ms all de cualquier cosa y todo lo dems. Sabemos por las
tradiciones autnticas y dichos del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones
de Dios sean con l), que l amaba esta sura y la recitaba a menudo, en partcular
durante las festividades (id) y las oraciones del viernes. Es una sura
que le daba confianza al Profeta, a quien se le dice que Dios lo ayudar y que
debe continuar con su misin de difundir el mensaje. Nuestras aleyas esenciales
comienzan en la 9 y concluyen al final de la sura en la aleya 19.

En la aleya 9 se le dice al Profeta Muhammad
que recuerde, si el recordatorio ser de utilidad. Los recordatorios son tiles
en todo pueblo, y en cada generacin hay personas que escucharn el
recordatorio y prestarn atencin. Incluso en sociedades corruptas y endurecidas
algunas personas se beneficiarn de la advertencia. La gente que tiene temor
devocional a Dios y sabe que sus actos tienen consecuencias, escuchar el
recordatorio. Algunas veces, el recordatorio puede ser atemorizador, pero eso a
menudo hace que la persona piense con ms cuidado sobre la vida que lleva.
Tambin puede hacer que la gente mire ms all de los aspectos espantosos
iniciales y vea la compasin y la misericordia de Dios. El mensaje, el
recordatorio, siempre tiene una oferta de perdn.

Sin embargo, hay otro grupo de gente al
que Dios llama “los miserables”. Estas personas le darn la espalda al
recordatorio y no se beneficiarn de la advertencia. Si una persona no escucha
el recordatorio, es de hecho muy desafortunada y est lanzndose al fuego.
Aquel que se da la vuelta y no escucha la advertencia se ha condenado a una
vida de preocupacin constante. Se esfuerza por obtener placeres en este mundo
mientras trata de ignorar el recordatorio de lo que vendr. El resultado de tal
vida solo puede ser el fuego del Infierno, y el sufrimiento all es
interminable.

En contraste, aquellos que se purifican
a s mismos al aceptar la Unidad y Unicidad de Dios, desechando el politesmo,
hallarn el xito. La persona prspera recuerda a Dios y realiza obedientemente
la oracin. Esta persona glorifica el nombre de Dios y reza, y debido a esto
encuentra un resultado exitoso tanto en esta vida como en el Ms All. En esta
vida disfrutar de una relacin con Dios, por lo tanto, estar satisfecha con
su suerte y estar agradecida con Dios. Al adorar a Dios, el Altsimo,
recordndolo y orando, se sentir satisfecha y segura. Este xito se le
trasladar al Ms All, donde sus esfuerzos de esta vida sern recompensados
con una vida de dicha. Esto est muy lejos del final esperando para la persona
miserable que continuamente se aleja del recordatorio.

Dios nos ha dado una breve descripcin
de polos opuestos: por un lado, estn aquellos que escuchan el recordatorio y
anhelan las recompensas del Ms All, una eternidad feliz disfrutando del amor
de Dios; por el otro, estn aquellos que se niegan a escuchar el recordatorio y
se condenan a s mismos al fuego. Un grupo de personas es el de los miserables
y el otro es el de los ms temerosos de Dios. Dios luego contina extrapolando
las razones de su miseria. Es debida a que prefieren la vida de este mundo en
lugar de la vida del Ms All, que es mejor y eterna. Los miserables estn
completamente perdidos en la bsqueda de la comodidad y los placeres que este
mundo tiene para ofrecer.

El mundo es un lugar transitorio, es
poco ms que un descanso en el camino hacia la vida eterna. Son los miopes
quienes prefieren este mundo sobre lo que Dios ofrece a la persona obediente en
el Ms All. El Profeta Muhammad compar la vida de este mundo con un viajero
que descansa a medioda bajo la sombra de un rbol. Despus de un breve
descanso, sigue adelante[1].
Omar Ibn Abdul Aziz[2]
dijo que la vida de este mundo no es tu morada permanente, porque Dios ha
decretado que esta perecer y sus moradores debern abandonarla. Mucha gente
persigue los beneficios mundanos como si tuvieran una vida eterna aqu. Ellos
temen a la pobreza como si no hubiera ajuste de cuentas en el Ms All.

Cuando los pensamientos y esfuerzos de
una persona son solo para este mundo y sus comodidades, se engaa a s misma al
pensar que lo que gana aqu es una ganancia real, y que lo que pierde aqu es
una prdida real. Ese, sin duda, no es el caso. Las brillantes tentaciones de
este mundo son la verdadera razn de la miseria de una persona. Son fugaces y
sin fundamento. La vida exitosa por venir es mejor tanto en forma como en
duracin, sus comodidades y placeres son muy superiores a lo que est
disponible en este mundo breve y temporal. Aquellos que escuchan el
recordatorio son como todos los humanos, disfrutan los placeres de este mundo.
La diferencia entre ellos y aquellos que Dios llama miserables es que
permanecen dentro de los lmites definidos por Dios y no comprometen su Ms
All por los beneficios transitorios de esta vida.

En las dos aleyas finales, Dios seala
que este mensaje no es nuevo. El mensaje, el recordatorio, retrocede mucho en
el tiempo, fue parte del mensaje dado por todos los profetas de Dios. Forma la
base de la fe y est descrito en las escrituras anteriores de Abraham y de
Moiss. Solo hay un nico Dios, l no tiene asociados, copartcipes ni iguales.
Por lo tanto, teman Su castigo y tengan esperanza en Su recompensa eterna.


Pie de pgina:

[1]
Imam hmad, At-Tirmidhi, Ibn Myah.

[2] Omar Ibn Abdul Aziz fue un califa omeya que gobern entre 717 y 720
d. C. Es considerado uno de los mejores gobernantes en la historia musulmana.