W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 92: Al-Lail (La noche)

 

Introduccin

Chapter-92.jpgLa noche (r. Al Lail) es un
captulo corto hacia el final del Corn, que fue revelado en La Meca. Contiene 21
versculos cortos y agrega una nueva dimensin a los fundamentos bsicos del Islam
que se encuentran en todas las suras mecanas. El tema se asemeja mucho al del
captulo anterior, por lo que los eruditos han deducido que se revelaron
aproximadamente en el mismo perodo de tiempo. Examina dos formas de vida
distintas y explica el contraste entre sus principales objetivos. Dios advierte
que hay consecuencias para cualquier camino que una persona decida seguir. Por
lo tanto, l nos ofrece una gua para ayudarnos a tomar las decisiones
correctas.

Aleyas 1 a 3: Tres juramentos

Por la noche cuando desciende y cubre
todo de oscuridad, y por la aparicin del da brillante y radiante; y por l,
que cre lo masculino y lo femenino. Dios comienza esta sura con una serie de
tres juramentos. Dios jura tanto por el da como por la noche, y los describe
de forma elocuente. La noche cae y oculta todo, pero luego el da, con su
brillo, descubre y revela todo.

Dos visiones contrastantes de la
naturaleza cclica de la creacin son seguidas rpidamente por el contraste
entre el hombre y la mujer. Dios cre el universo y l define su propsito. Y
es Dios quien es responsable de la creacin del hombre y la mujer. Ellos no
fueron creados en vano ni fueron creados para llevar una vida sin propsito.

Aleyas 4 a 7: Aquellos en el camino recto

Tus esfuerzos son diversos, difieren
mucho y llegan a conclusiones muy distintas. En primer lugar, est la persona
que es caritativa, consciente de Dios y que cree en el bien; Dios le facilitar
el camino a esa persona. La bondad incluye la actitud correcta hacia la
creencia, los modales y la moral. La persona en el camino correcto es generosa
con lo que Dios le ha proporcionado, reconoce y es consciente de la
misericordia y la generosidad de Dios, y se comporta de una manera que es
apropiada para un creyente en Dios.

Esto implica que la persona que se
esfuerza por agradar a Dios ver que su vida se desarrolla con la facilidad que
caracteriza a la naturaleza del universo, todo movindose de la forma para la
que fue diseado. El da sigue a la noche en una armona sin fin. La persona
recta encuentra un camino que conduce a la dignidad y la satisfaccin.

Aleyas 8 a 11: Aquellos que eligen el camino
equivocado

Por otro lado, tenemos a la persona
tacaa que se considera autosuficiente y que no necesita de Dios, no cree en la
bondad. Dios le allanar el camino hacia la dificultad y su riqueza no le
servir de nada cuando caiga de cabeza en el Infierno. Esta es la persona que
no sacrifica nada por Dios, no es generosa con la riqueza que Dios le ha
provedo, y no cree en los mensajes ni las advertencias que Dios ha enviado a
toda la humanidad. Dios dificulta sus esfuerzos, y puede creer que est
teniendo xito, pero est en un grave error. Dios le ha privado de disfrutar de
los placeres que deberan provenir de sus esfuerzos diarios. Esa persona
siempre est en guerra con su naturaleza, su consciencia, las leyes hechas por
el Creador, y con la sociedad en la que vive. Cuando se trata de satisfacer sus
propios intereses y deseos en cualquier forma posible, transgrede todos los
lmites morales de la honestidad y la nobleza, y cuando perjudica a la gente
con la que interacta, siente deshonra y tiene que enfrentarse a cada paso con
la sociedad que lo rodea. Cuando comienza su empinado descenso, ve que no puede
hacer uso de la riqueza que acumul. La prosperidad en esta vida no es un
indicador de xito en el Ms All.

Aleyas 12 a 13: Dios proporciona gua

Dios decreta que le corresponde a l
guiar a la humanidad. Este mundo y el siguiente pertenecen a Dios, l es el
principio y el fin. En todas partes, todo lugar y toda poca son parte del
domino de Dios. l envi profetas a todas las naciones para mostrarles la
verdad y la mejor forma de vivir.

Si una persona busca la bondad de este
mundo, solo Dios puede proporcionrsela; y si es el hogar en el Ms All el que
persigue, tambin es Dios Quien lo proporciona. Un aspecto de la misericordia
de Dios es que l da la gua a quien la busca con sinceridad.

Aleyas 14 a 17: Advertencia

Por lo tanto, dice Dios, te advierto
sobre el fuego ardiente. Aquellos individuos ms perversos que negaron la
verdad y se alejaron, entrarn en el fuego furioso. Sin embargo, la gente
piadosa y justa se mantendr alejada de l. De nuevo, una distincin armoniosa
entre las recompensas por hacer lo correcto y el castigo por elegir comportarse
de la forma errada. El que no responde cuando Dios lo llama con una gua clara,
se enfrentar a las consecuencias. Estas son las personas ms miserables porque
no hay peor miseria que enfrentar el fuego del Infierno. En contraste, quienes
responden cuando Dios llama, tendrn una hermosa recompensa.

Aleyas 18 a 21: Aquellos que estn bien
satisfechos

La persona que da generosamente de su
riqueza como forma de purificarse a s mismo y agradar a Dios, sin esperar ni
tener la esperanza de que su generosidad sea correspondida de cualquier manera
terrenal, pronto estar muy complacida con la generosidad de Dios. Esta persona
estar contenta y satisfecha con su vida en este mundo y su recompensa en el
Ms All, y Dios estar complacido con ella y la bendecir.