W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 94: El sosiego

 

Introduccin

Esta es una sura corta de ocho versculos, revelada
en La Meca. Su ttulo, “el sosiego” o “la expansin” (r. Ash-Sharh), es
tomado de la primera aleya. Fue revelada poco despus de la sura anterior, “el
resplandor matinal”, y es una continuacin de la tranquilidad y el aliento
dados all al Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con l).
Nos da una idea del amor de Dios por el Profeta Muhammad y explica las medidas
que l ha tomado debido a la preocupacin por Su mensajero. Tambin hay buenas
nuevas de que pronto habr alivio para el Profeta.

Transmitir el mensaje caus un gran
cambio en la vida del Profeta Muhammad; la misma sociedad que anteriormente lo
tena en gran estima de repente se volvi hostil. l estaba acostumbrado a que
lo trataran con respeto y ahora reciba abusos, con cada paso enfrentaba nuevas
dificultades. Aunque el Profeta Muhammad logr acostumbrarse a las nuevas
condiciones, las etapas iniciales fueron muy desalentadoras. En consecuencia,
este y el captulo anterior fueron revelados para consolarlo e infundirle valor.

Aleya 1: Iluminando el camino del Profeta Muhammad

El Profeta Muhammad estaba preocupado
pues haba muchos obstculos en su camino y las dificultades de su misin
pesaban fuertemente en su corazn. Sinti que necesitaba ayuda y Dios le brind
este discurso reconfortante. Dios se dirige a Su amado Mensajero diciendo:
“Acaso no he dado sosiego a tu corazn?”. Dios calm la mente del Profeta con
respecto al mensaje y su misin. Dios ilumin su camino y facilit su viaje. l
le asegura al Profeta que est con l en todas las dificultades. Dios, en pocas
palabras, explica que el Profeta Muhammad ha sido bendecido con gua y luz, y
la sumisin se le ha facilitado, por lo que no hay necesidad de angustia ni
preocupacin.

Aleyas 2 y 3: Aligerando la carga del
Profeta Muhammad

As como Dios dio sosiego al corazn
del Profeta de forma que l sinti un alivio que jams nadie haba sentido,
ahora l alivia la carga que pesa tanto sobre el Profeta Muhammad que siente
que su espalda fuera a quebrarse, y lo alivia de una manera especialmente
diseada para l.

El alivio aligera el corazn del
Profeta y lo llena de gua para que se hiciera claro el camino para cumplir su
misin. La revelacin del Corn le ayud a entender y explicar la veracidad del
mensaje, por lo que ya no era una carga que pesaba sobre l, sino que era
ligero y cada vez se haca ms ligero.

Aleya 4: Exaltacin del Profeta Muhammad

Al comienzo de la misin del Profeta Muhammad
(la paz y las bendiciones de Dios sean con l), la gente de meca se neg a
prestar atencin a su llamado, hicieron todo lo posible por difamarlo. Sin
embargo, esto solo hizo que su nombre se divulgara ms all. Dios exalt al
Profeta Muhammad por encima de todos en la Tierra y en el universo entero. Su
reputacin lleg a ser muy alta cuando su nombre comenz a ser mencionado
mientras se combinaba con el nombre de Dios: “No hay deidad excepto Dios y Muhammad
es el Mensajero de Dios”. Este grado de exaltacin no se le ha otorgado a
ningn otro ser humano ahora ni en el pasado ni en el futuro. El hecho de que
el Profeta Muhammad fuera elegido para la tarea de difundir el mensaje de Dios
es una exaltacin a la que nadie ms puede aspirar.

Dios ha decretado que siglo tras siglo,
generacin tras generacin, millones de personas en todo el mundo honren en
nombre de Muhammad, Mensajero de Dios. Lo honran con splicas por paz y
bendiciones para l. Al exaltar el nombre del Profeta Muhammad, Dios ha
demostrado Su amor por l.

Aleyas 5 y 6: La facilidad despus de cada
dificultad

Dios le informa al Profeta Muhammad que
estos tiempos difciles no durarn para siempre. Una cantidad increble de
facilidad ser asociada con cada dificultad. Estas dos aleyas llenan los
corazones de la humanidad con gratitud y esperanza. As como Dios alivia la
carga del Profeta Muhammad con estas palabras de consuelo, tambin alivia el
dolor que sentimos. El dolor y la pesadumbre del corazn de Muhammad no se
compara con los dolores de la humanidad mientras pasamos por nuestras pruebas y
tribulaciones, pero Dios nos trata a todos con bondad y nos ensea lecciones en
la forma en que trat con Su Mensajero.

La facilidad increble solo llegar
despus de que atravieses cierta dificultad. Los eruditos sugieren que Dios estaba
preparando al Profeta Muhammad para el difcil viaje de cumplir su misin, pero
tambin le estaba diciendo que la victoria estaba asegurada. De acuerdo con la
gramtica rabe, estas son dos oraciones que describen una dificultad. Con cada
dificultad vienen dos facilidades, ambas sorprendentes y capaces de dominar o
borrar la dificultad o inconveniente. Los malos tiempos no duran para siempre,
de hecho, la forma en que son mencionadas la dificultad y la facilidad sugiere
que las dificultades no estn presentes sin que haya facilidad cerca de ellas.

Aleyas 7 y 8: Anhelar a Dios y buscar
consuelo en l

Dios le dice al Profeta Muhammad que
cuando haya terminado el trabajo difcil que lo consume durante el da, podr
hacer lo que ha estado deseando: adorar a Dios. Esta devocin y dedicacin a su
Seor le proporcionar consuelo y lo fortalecer para enfrentar cualquier
dificultad que pueda surgir al da siguiente. Hay eruditos que creen que esto
tambin se refiere a la muerte del Profeta Muhammad. Cuando su gran obra est
completa, podr hacer lo que ha deseado hacer todo el tiempo: estar con Dios y
adorarlo.