W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULOS: El Profeta en Ramadán

 

Fue Muhammad, que la misericordia y las bendiciones de Dios sean con
l, quien nos hizo levantar los ojos del suelo para ver la gloria de los cielos
estrellados sobre nosotros. Fue Muhammad quien nos llev de las profundidades
de la oscuridad hacia la grandeza de la luz de Dios.

El Profeta fue quien nos llev a romper
nuestras estatuas de piedra y nuestros dioses de madera. Fue Muhammad quien nos
sac de la inmundicia de la idolatra para disfrutar de la serenidad de la
trascendencia de Dios.

En la Noche del Poder durante Ramadn,
descendi el Corn sobre Muhammad, y l recibi sus primeros versculos en la
Cueva de Hira. (Ibn Abbas)

A partir de entonces, el Profeta nos ense
cmo celebrar Ramadn a travs de das de ayuno y noches de oracin: para
honrar cada da de Ramadn como un da de paciencia a travs del ayuno, y cada
noche como una noche de agradecimiento a travs de las oraciones.

Una transformacin inesperada

No era nada menos que un milagro la
forma en que el Profeta reform y perfeccion a aquellas tribus rebeldes de
Arabia y las transform en ascetas piadosos, disciplinados y temerosos de Dios,
que hacan oracin en la mezquita, cinco veces al da, buscando la gua de
Dios.

E imagina: esta misma gente que alguna
vez disfrut de los placeres del vino y las mujeres, podan pasar ahora todo
el mes de Ramadn ayunando y haciendo oracin.

En los corazones de sus seguidores, el
Profeta inculc el amor y el temor a Dios y el amor por la humanidad. Su
ejemplo fue inspirador e irresistible, y cada uno de ellos anhelaba
ansiosamente convertirse en su seguidor ms cercano.

Para ellos l fue el ms sincero y
cordial de los lderes. Y su vida estuvo abierta a ellos como un libro, podan
verlo practicar ms de cerca en su propia vida lo que predicaba.

Deja que el Espritu impere

El Profeta demostr a su gente cmo
este mundo es menos importante que el prximo y cmo el cuerpo es menos
importante que el alma. Ayunando, el Profeta les ense paso por paso cmo
ignorar las exigencias fsicas para que el espritu
impere.

El abandono de la comida, la bebida y
el sexo fue slo un preludio de la siguiente fase de mayor significado:
conquistar la avidez y la codicia, la lujuria y el libertinaje, liberar la
mente propia de los vuelos de la pasin y los arrebatos del mal genio. De hecho,
el Profeta dijo:

La persona fuerte no es aquella
que puede vencer a alguien ms en la lucha. La persona fuerte es aquella que
puede controlarse cuando est enojada. (Sahih Al Bujari)

Tambin, sobre el efecto del ayuno en
el comportamiento, el Profeta dijo: Ayunar es un escudo, por lo que la
persona que ayuna debe evitar el lenguaje obsceno y la conducta ignorante. Si
alguno abusa de l o comienza a luchar contra l, debe responderle diciendo:
Estoy ayunando. Estoy ayunando. (Sahih Al Bujari)

El ncleo del ayuno segn el Profeta es
la buena disposicin de la persona no slo a renunciar a la auto indulgencia,
sino a sentir la necesidad del hermano como propia. Y nadie era ms bondadoso y
generoso que el Mensajero de Dios, y su generosidad alcanzaba su apogeo durante
Ramadn. (Sahih Al Bujari)

El Profeta subray la importancia de
tratar bien a la gente cuando dijo:

Hagan fciles las cosas para la
gente y no se las dificulten, albricien y no espanten. (Sahih Al Bujari)

l tambin dijo:

La ms querida de las acciones
para Dios Todopoderoso es hacer feliz a otro musulmn, eliminando una
dificultad que le haya sucedido, pagndole una deuda o librndolo del hambre.
Esto es ms querido para m, en efecto, caminar con mi hermano musulmn para
ver alguna necesidad suya, que recluirme en una mezquita por un mes. (Tabarani)

El corazn de uno que ayuna
sinceramente est abierto a la contemplacin de la magnificencia de las
incontables bondades de Dios. Es por esto que el Profeta les pidi a sus
seguidores evitar la glotonera:

La comida de dos personas es
suficiente para tres, y la comida de tres personas es suficiente para cuatro.
(Sahih Al Bujari)

Gentileza con los ms necesitados

Dios es Misericordioso y l ha manifestado
Su Misericordia para con Sus criaturas a travs del envo de Su ltimo Mensajero,
Muhammad, como encarnacin de la misericordia. El Profeta dijo:

Ten piedad de aquellos en la
tierra, para que Aquel que est en el cielo tenga misericordia contigo. (Tirmidhi)

No es creyente quien come hasta
saciarse cuando su vecino est hambriento. (Baihaqi)

Por lo tanto, no es sorprendente que
los Compaeros del Profeta lo amaran entraablemente, pues l fue el ms
bondadoso de los hombres, y otorgaba su misericordia no slo a los humanos,
sino a otras criaturas del mundo tambin.

Ningn lder fue ms considerado y
solcito con sus seguidores que Muhammad: l nunca le permiti a ningn
musulmn soportar alguna carga mayor a la que pudiera llevar, segn lo enseado
por Dios mismo.

l era muy consciente de las
debilidades de la gente, y esto es evidente dada su consideracin por sus
seguidores en el tema del ayuno. l ense a los musulmanes a retrasar el suhur
(la comida antes del alba, anterior al ayuno) hasta un poco antes de la oracin
del alba, y no retrasar el iftar (la comida para romper el ayuno) despus
de la llamada de la oracin del ocaso, para no poner tensin innecesaria sobre
la persona que ayuna por la prolongacin del tiempo de ayuno.

Cuando viajaba durante Ramadn, el
Profeta ayunaba o rompa su ayuno, y permiti a sus compaeros escoger entre
ambos, de acuerdo a sus capacidades.

Es de destacar que el Profeta no
especific una distancia en particular para viajar como un lmite mnimo para
que una persona rompiera el ayuno. Sus compaeros en ocasiones rompan el ayuno
inmediatamente dejaban su casa, puesto que este fue el ejemplo establecido por
el propio Profeta.

De modo similar, durante las pocas de
calor o sed se les permiti refrescarse vertiendo agua sobre sus cabezas, y el
propio Profeta lo hizo.

Su ejemplo en materia de confraternizar
con sus esposas durante Ramadn no fue diferente. l slo desaprob aquellos
actos que socavaban obviamente el ayuno.

En cuanto a las oraciones del Tarawih
(las oraciones nocturnas supererogatorias realizadas durante Ramadn), se
registr que el Profeta comenz a rezarlas en congregacin y luego dej de
hacerlo, temiendo que tales oraciones se convirtieran en obligatorias si
continuaba realizndolas en congregacin.

As, mientras que demostr a travs de
su ejemplo que es mejor realizar en congregacin las oraciones del Tarawih,
dio facilidad en el tema por su misericordia.

Retiro: Refrescar el alma

El punto ms alto de Ramadn para los
musulmanes es buscar Al-Lailatul Qader (la Noche del Poder) durante las
ltimas diez noches. Un acto de adoracin que el Profeta enfatiz especialmente
durante esta poca es el itikaf, que es un retiro espiritual en el cual
uno se confina a s mismo en una mezquita para dedicar su tiempo enteramente a
la adoracin y la recordacin de Dios.

En estos das modernos, cuando la gente
anhela la indulgencia en los placeres efmeros, uno necesita regresar al
aislamiento en la casa de oracin de tiempo en tiempo, lo que es esencial para
el rejuvenecimiento espiritual y el regreso a su Creador.

As, el amado Profeta nos ha enseado
cmo usar Ramadn como un mes para disciplinar nuestras pasiones
intransigentes, para renunciar a nuestros deseos de gratificacin propia, y
para practicar la paciencia frente a las dificultades.

El Profeta nos exhort a cumplir
nuestro deber, especialmente durante Ramadn, de dar apoyo y nimo a nuestros
semejantes menos afortunados.

Despus de todo, Ramadn es un mes para
la contemplacin de la Gracia y la Bondad de Dios Todopoderoso, de regresar a
nuestro Seor Guardin arrepentidos, de buscar sinceramente Su perdn.