W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULOS: Señales de profecía en la vida noble del Profeta Muhammad (parte 1 de 2): Su vida temprana

 

“Muhammad no es el padre de ninguno de sus
hombres, sino que es el Mensajero de Dios y el sello de los Profetas. Dios lo
sabe todo”. (Corn 33: 40)

SignsProphethood1.jpgCuando una
persona acepta el Islam, reconfirma su fe o reza cualquiera de sus cinco
oraciones diarias, tambin afirma su creencia en Muhammad como Profeta de Dios,
el ltimo Profeta. Adems de esto, ms de 1.500 millones de personas en todo el
mundo creen que la vida del Profeta Muhammad es digna de ser emulada y de
aspirar a ella. Sin embargo, mucha gente abraza el Islam sin conocer realmente
al Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con l). Quizs
todo lo que saben es que naci y vivi en la Pennsula rabe y recibi la
palabra literal de Dios en la forma del Corn. En los siguientes dos artculos
veremos la noble vida del Profeta Muhammad, aprenderemos a conocerlo y amarlo
un poco ms. Lograremos esto al mirar las seales de la profeca en su noble
vida.

En rabe la palabra “profeta” (nab)
se deriva de la palabra naba, que significa noticias. Por lo tanto, se
deduce que un Profeta propaga las noticias de Dios y Su mensaje, ellos son en
cierto modo embajadores de Dios en la Tierra. Su misin es transmitir el
mensaje de adorar al nico Dios. Esto incluye llamar a la gente hacia Dios,
explicar el mensaje, albriciar, advertir y dirigir los asuntos de la nacin.
Todos los profetas estuvieron ansiosos por transmitir el mensaje de Dios con
sinceridad y de forma completa, y esto incluye al ltimo Profeta, Muhammad.
Durante su ltimo sermn, el Profeta Muhammad le pregunt a la congregacin
tres veces si haba entregado el mensaje, y pidi a Dios que fuera testigo de
la respuesta, que fue un rotundo “s!”.

As como la esencia de su llamado hacia
Un Dios, otra seal aceptada de la veracidad de los profetas es la forma en que
llevaron sus vidas. Los relatos de la vida del Profeta Muhammad que hemos
heredado de nuestros predecesores virtuosos, ilustran que la profeca de Muhammad
fue guiada por Dios desde el comienzo. Mucho antes, la profeca de Muhammad
haba sido preparada para guiar a la humanidad hacia el camino recto, y las
experiencias de su vida lo prepararon bien para tan importante misin. Luego, a
la edad de 40 aos, la profeca le fue otorgada, Dios continu apoyando y afirmando
su misin. Todos los relatos de la vida de Muhammad estn llenos de ejemplos de
su carcter virtuoso: l fue misericordioso, compasivo, veraz, valiente y
generoso, mientras que se esforzaba solo por la recompensa del Ms All. La
forma en que el Profeta Muhammad trat con sus compaeros, conocidos, enemigos,
animales e incluso objetos inanimados, no deja duda de que l siempre estaba
consciente de Dios.

El nacimiento de Muhammad estuvo
acompaado de muchos eventos milagrosos, y el relato de dichos eventos
extraordinarios sin duda funcion como seal de la profeca; sin embargo,
debemos ser cautos acerca de creer sin reservas en dichos eventos asombrosos.
No todos los eventos son aceptados por todos los bigrafos e historiadores de
la historia islmica; por lo tanto, a pesar de que indican un comienzo
excepcional y una vida destinada a ser guiada por Dios, pueden estar adornados
o exagerados.

Circunstancias especiales, pero no
nicas, rodearon la infancia del Profeta Muhammad y ellas sin duda influyeron
en su carcter. Para la poca en que tena ocho aos de edad, haba sufrido la
muerte de sus padres y de su amado abuelo, Abdul Muttalib. Fue dejado al
cuidado de su to y gran defensor, Abu Talib. Por lo tanto, ya de nio haba
sufrido una gran conmocin emocional y fsica. Tanto los cronistas de la vida
de Muhammad como el Corn reconocen su vida quebrantada.

“Acaso no te encontr hurfano y te dio
amparo?” (Corn 93:6)

El to de Muhammad, Abu Talib, era
pobre y se esforzaba mucho para mantener a su familia; por lo tanto, durante su
adolescencia Muhammad trabaj como pastor. De esta ocupacin aprendi a abrazar
la soledad y desarroll caractersticas como paciencia, prudencia, atencin,
liderazgo y una capacidad de sentir el peligro. El pastoreo fue una ocupacin
que todos los profetas de Dios que conocemos tuvieron en comn. “Los
compaeros preguntaron: Fuiste pastor?; l contest: No ha habido Profeta
que no haya sido pastor”[1].

Durante su adolescencia, Muhammad viaj
algunas veces con Abu Talib, acompaando caravanas a centros de comercio. Al
menos en una ocasin se dice que viaj hasta el norte de Siria. Los
comerciantes de mayor edad reconocieron su carcter y lo apodaron Al Amn,
es decir, aquel en quien se puede confiar. Incluso en su juventud fue
reconocido como veraz y confiable. Una historia que es aceptada por la mayora
de los eruditos e historiadores del Islam es el relato de uno de los viajes del
Profeta Muhammad a Siria.

La historia cuenta que el monje Bahira predijo
la profeca que vena y le aconsej a Abu Talib “proteger cuidadosamente a su
sobrino”. De acuerdo con el bigrafo Ibn Ishaq, cuando la caravana en la que
viajaba el Profeta Muhammad se acerc al borde de la ciudad, Bahira “pudo ver una
nube que pareca seguir a un joven y darle sombra. Cuando la caravana se detuvo
bajo la sombra de unos rboles, las ramas de estos se doblaron e inclinaron
sobre el apstol de Dios hasta que l estuvo a su sombra”. Despus que Bahira fue
testigo de esto, observ de cerca a Muhammad y le hizo muchas preguntas con
respecto a una serie de profecas cristianas que l haba ledo y de las que
haba escuchado hablar.

El joven Muhammad se distingua entre
su pueblo por su modestia, el comportamiento virtuoso y las maneras agraciadas;
por lo tanto, no fue sorpresa para sus compaeros verlo, incluso siendo joven
muchos aos antes de la profeca, evitar las prcticas supersticiosas y
mantenerse alejado de beber alcohol, comer carne sacrificada en altares de
piedra o asistir a festivales idlatras. Para cuando alcanz la adultez, Muhammad
ya era considerado el miembro ms confiable y fidedigno de la comunidad mecana.
Incluso aquellos que se preocupaban por pequeas disputas tribales, reconocan
la honestidad e integridad de Muhammad.

Las virtudes de Muhammad y su buen
carcter moral fueron establecidos desde edad temprana, y Dios continu
apoyndolo y guindolo. Cuando tena 40 aos de edad se le dieron a Muhammad
los medios para cambiar al mundo, los medios para beneficiar a toda la
humanidad.

En el siguiente artculo veremos cmo
la vida de Muhammad cambi despus de la profeca y concluiremos que no es
razonable darle crdito a quienes afirman que Muhammad fue un falso profeta. l
no declar su profeca para obtener comodidades, riquezas, grandeza, gloria ni
poder.


Pie de pgina:

[1] Sahih Al Bujari.