W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

Reflexiones sobre el hadiz del estanque, y los grupos que serán apartados de él por los ángeles

 

Alabado sea Dios

En primer lugar:

Los eruditos del
hadiz llaman a este hadiz “el hadiz del estanque (hadiz al-hawd)”. Hay
varias versiones y narraciones del hadiz, sin diferencias entre ellos, por
la gracia de Allah.

A continuación, se
muestran algunas de las versiones de los hadices:

Se narró que Sahl
ibn Sa’d dijo: El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él)
dijo: “Llegaré al estanque antes que ustedes. El que venga a mí beberá, y
cualquiera que bebe nunca más volverá a tener sed. Vendrán a mí algunas
personas a las que reconoceré y ellas me reconocerán, entonces se les
impedirá llegar a mí. Yo diré: ‘Ellos son de los míos’, pero se dirá: ‘No
sabes lo que inventaron después de tu partida’. Entonces diré: ‘Lejos, lejos
con aquellos que cambiaron (la religión) después de mi partida’”.

Narrado por
al-Bujari (6212) y Muslim (2290).

Fue narrado por Abu
Hurairah que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean
con él) fue al cementerio y dijo: “La paz sea con ustedes oh morada de
personas creyentes, y si Allah quiere, nos uniremos a ustedes pronto. Ojalá
pudiéramos ver a nuestros hermanos.” Dijeron: “¿No somos tus hermanos, Oh
Mensajero de Allah?” Él dijo: “Ustedes son mis compañeros. Nuestros hermanos
son los que aún no han llegado.” Dijeron: ¿Cómo reconocerás a aquellos de tu
ummah que aún no han venido, Oh Mensajero de Allah? Él dijo: “¿No ves que si
un hombre tiene caballos que tienen manchas blancas y patas blancos entre
caballos que son todos negros, reconocería sus caballos?” Ellos dijeron:
“Por supuesto, ¡oh, Mensajero de Allah!”. Él dijo: “Vendrán a mí con caras y
extremidades brillantes (como las marcas blancas de un caballo) debido a las
huellas de la ablución”. Llegaré al estanque antes que ellos, y los hombres
serán alejados​​de mi estanque como los camellos extraviados son apartados
del camino. Les gritaré: “¡Vengan aquí!”, pero se dirá: “Cambiaron cosas
después de que te fuiste”. Y les diré: “¡Lejos de ustedes, lejos de
ustedes!”.

Narrado por Muslim
(249).

Se narró que
‘A’ishah dijo: “Escuché al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de
Allah sean con él) decir: “Estaré en el estanque, esperando por aquellos de
ustedes que vendrán a mí. Algunos hombres serán impedidos de alcanzarme, así
que diré: “¡Oh Señor, mi ummah, mi ummah!”, Pero se me dirá: “No sabes lo
que hicieron después de que te fuiste; no dejaron de cambiar (el islam)”.

Narrado por Ahmad
(41/388); clasificado como sahih por los eruditos del hadiz.

Fue narrado por
Anas ibn Maalik que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con
él) dijo: “Algunos de los que me acompañaron vendrán a mí al estanque, y
cuando yo los vea y se acerquen a mí, serán alejados antes de llegar a mí.
Diré: “¡Oh Señor, mis compañeros [ashaabi], mis compañeros!”, Pero se
me dirá: “No sabes lo que introdujeron después de que te fuiste”.

Narrado por
al-Bujari (6211) y Muslim (2304).

Se narró que
‘Abdullah ibn Mas’ud dijo: El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah
sean con él) dijo: “Llegaré al estanque antes que ustedes, y algunos de
ustedes se acercarán a mí hasta que, cuando yo esté a punto de alcanzarlos
(para darles agua), serán arrebatados antes de que lleguen a mí. Diré: ‘¡Oh
Señor, mis compañeros!’ Se dirá: ‘No sabes lo que introdujeron después de
que te fuiste’”.

Narrado por
al-Bujari (6642) y Muslim (2297).

En segundo lugar:

Al reflexionar
sobre los hadices antes citados, encontramos que las palabras se refieren
solo a grupos de personas que se dirigirán hacia el estanque del Profeta (la
paz y las bendiciones de Allah sean con él) para beber, pero los ángeles los
empujarán para atrás. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con
él) los llamará, diciendo palabras como “mi ummah” o “mis compañeros”
(ashaabi o usayhaabi). Esta variación en las palabras no es contradictoria;
más bien se debe entender que se refiere a las personas a las que se
refieren estas palabras, y podemos resumir a estas personas [que serán
empujadas lejos del estanque] de la siguiente manera:

1. Aquellos que
apostataron del Islam después de la muerte del Profeta (la paz y las
bendiciones de Allah sean con él), y se habían hecho musulmanes durante su
vida y lo habían visto cuando eran musulmanes.

2. Aquellos que
apostataron del Islam al final de la vida del Profeta, pero él (la paz y las
bendiciones de Allah sean con él) no era consciente de su incredulidad.

3. Hipócritas que
aparentemente parecían ser musulmanes, pero ocultaban incredulidad en sus
corazones.

4. Seguidores de
caprichos y deseos que cambiaron la Sunnah y las enseñanzas del Profeta (la
paz y las bendiciones de Allah sean con él), como los Raafidis y jariyitas.

5. Algunos eruditos
incluyen entre estas personas a quienes cometieron pecados mayores. Hay
evidencia de la Sunnah para apoyar esta visión. El Imam Ahmad narró en su
Musnad (9/514) que Ibn ‘Umar dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las
bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Habrá gobernantes que te dirán que
hagas lo que no hacen ellos mismos. Quien crea y confirme sus mentiras, y
los ayude en su maldad, no es de mí y yo no soy de él, y nunca llegará a mí
en el estanque”. Clasificados como sahih en al-Musnad.

La frase “mi ummah
(ummati)” en los hadices es aplicable a los números 4 y 5. La frase “mis
compañeros (as-haabi o usayhaabi)” es aplicable a los primeros tres grupos.

Lo que indica que
son parte de su ummah es el hecho de que los reconocerá por las huellas de
la ablución en sus caras y extremidades, que es una marca exclusiva de esta
ummah. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) los
reconocerá por sus atributos generales, no individualmente, porque vinieron
después de que él se había ido.

Lo que indica que
los hipócritas están incluidos en la frase “mis compañeros (as-haabi)” es el
hecho de que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo
[cuando algunos de los Sahaabah sugirieron matar a los hipócritas, y él se
negó a hacerlo]: “Para que la gente no diga que está matando a sus
compañeros (as-haabahu)”. Narrado por al-Bujari (3518). Este es el puro
sentido lingüístico de compañerismo; no significa que merecen el honor de
ser llamados compañeros del Profeta, porque la definición del término
técnico Sahabi [compañero del Profeta] no es aplicable a estas personas.

Mencionaré algunos
comentarios académicos sobre estos hadices:

1. An-Nawawi (que
Allah tenga piedad de él) dijo al comentar sobre el hadiz:

Esto es algo sobre
lo que los eruditos difieren en cuanto a lo que se quiere decir. Hay varias
opiniones, como las siguientes:

i. Que se refiere a
los hipócritas y apóstatas. Pueden ser reunidos (en el Día de la
Resurrección) con las huellas de la ablución en sus caras y extremidades,
por lo que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) los
llamará por la marca que está sobre ellos, pero se dirá: “Estas personas no
se encuentran entre aquellos sobre quienes te fue dada la promesa, porque
cambiaron después de que te fuiste, es decir, no murieron como musulmanes,
aunque parecían ser musulmanes”.

ii. Que se refiere
a aquellos que eran musulmanes en el tiempo del Profeta (la paz y las
bendiciones de Allah sean con él), y apostataron después de que él había
muerto, por lo que el Profeta (las bendiciones y la paz de Allah sean con
él) los llamará, incluso si no hay rastros de wudu’ en ellos, porque él (la
paz y las bendiciones de Allah sean con él) los conoció como musulmanes
durante su vida. Pero se dirá: “Ellos apostataron después de que te fuiste”.

iii. Que se refiere
a personas que cometieron pecados, incluidos pecados mayores, pero murieron
creyendo en el Tawhid, y fueron seguidores de la innovación (bid’ah), cuya
innovación no los sacó fuera de los límites del Islam.


Sharh Muslim

(3/136, 137).

2. Al-Haafid Ibn
Hayar (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Al-Khattaabi dijo:
Ninguno de los Sahaabah apostató; más bien, los que apostataron fueron
algunos de los árabes beduinos y de corazón duro, que no eran conocidos por
hacer ningún esfuerzo para apoyar la religión. Su apostasía no socava el
estado de los bien conocidos Sahaabah. La frase “mis compañeros [usayhaabi,
que es una forma diminutiva de la palabra]” indica que son pocos en número.


Fath al-Baari

(11/385).

3. El Sheij ‘Abd
al-Qaadir al-Baghdadi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

Ahl as-Sunnah está
unánimemente de acuerdo en que aquellos que apostataron después de la muerte
del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) de las tribus de
Kindah, Hanifah, Fazaarah, Banu Asad y Banu Bakr ibn Waa’il no estuvieron
entre los Ansaar o los Mujayirín que emigraron antes de la conquista de
Meca; más bien, los textos dan el título de Mujayirín a aquellos que
emigraron para unirse al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con
él) antes de la conquista de La Meca. Ellos, alabado sea Allah, se
mantuvieron firmes en adherirse a la verdadera religión y el camino recto.

Ahl as-Sunnah
concuerda en que aquellos que estuvieron presentes con el Mensajero de Allah
(la paz y las bendiciones sean con él) en Badr estarán entre la gente del
Paraíso; lo mismo es cierto de aquellos que estuvieron presentes con él en
Bay’at ar-Radwaan en al-Hudaybiyah.


Al-Farq bayna
al-Firaq

(página 353).

4. Ash-Shaatibi
(que Allah tenga piedad de él) dijo:

Lo que parece ser
el caso es que ellos se incluirán en el medio de esta ummah, debido a los
signos que tendrán sobre ellos [en el Día de la Resurrección], es decir, las
huellas de la ablución en sus caras y extremidades, porque ese signo no
puede estar presente en personas que son totalmente incrédulas, ya sea que
hayan sido originalmente incrédulos (y permanecieron así) o apóstatas (del
Islam), y debido a las palabras “cambiaron después de que te fuiste”. Si eso
se refería a la incredulidad, él habría dicho: “ellos descreyeron después de
que te fuiste”. La interpretación más probable es que lo que se quiera decir
es el alejarse de la Sunnah, que es aplicable a los seguidores de la
innovación. Con respecto a aquellos que sugirieron que se refiere a la
hipocresía, eso cae dentro de los parámetros de lo que estamos diciendo,
porque los hipócritas hicieron deberes religiosos por medio de la
simulación, no por medio de la adoración, entonces cumplieron con
obligaciones religiosas de una manera no apropiada, que es exactamente en lo
que consiste la innovación.

Esto es aplicable a
cualquiera que siga la Sunnah y la ponga en práctica como un medio para
acumular ganancias mundanas —y no como un medio de adorar a Allah, Exaltado
sea, y de acercarse a Él— porque eso es jugar con la Sunnah y practicarla de
una manera contraria a las enseñanzas islámicas.


Al-I‘tisaam

(1/96).

5. Al-Qurtubi (que
Allah tenga piedad de él) dijo:

Nuestros eruditos
(que Allah tenga piedad de todos ellos) dijeron: Todos los que apostataron
de la religión de Allah, o introdujeron en ella algo con lo que Allah no
está complacido y para lo cual no dio permiso, estarán entre los que serán
alejados del estanque. Aquellos que serán apartados más duramente son
aquellos que difirieron del cuerpo principal (yamaa’ah) de los musulmanes y
se alejaron de su camino, como los Jariyitas y los Raafidis de varios
grupos, y los Mu’tazilah que siguieron diferentes caprichos y deseos. Todas
estas personas introdujeron cambios. Lo mismo se aplica a los malhechores
que llegaron a los extremos al cometer injusticia y opresión, y trataron de
reprimir la verdad, matando y humillando a la gente de la verdad, así como a
aquellos que cometieron pecados mayores abiertamente, tomando el asunto del
pecado a la ligera, y grupos que se alejaron y siguieron sus caprichos,
deseos e innovaciones.

Además, pueden ser
alejados por un tiempo y que luego se les permita acercarse, después de
haber sido perdonados, si el problema tiene que ver con malas acciones y no
con asuntos de fe (‘aqidah). Basado en esta suposición, este grupo será
conocido a la luz del wudu’, entonces se dirá: “Fuera con ellos”. Pero si
estuvieran entre los hipócritas que vivieron en el tiempo del Mensajero de
Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), que hicieron una
demostración externa de fe aunque interiormente no creían, serán tomados
como lo que parecen ser, luego su verdadera naturaleza quedará expuesta, y
se dirá: “¡Fuera, fuera con ellos!” Nadie permanecerá para siempre en el
infierno excepto un incrédulo, un negador (de la verdad) y un seguidor de la
falsedad en cuyo corazón no había de fe ni siquiera el peso de una semilla
de mostaza.


At-Tadhkirah fi
Ahwaal al-Mawtaa wa’d-Daar al-Aakhirah

(página 352).

En tercer lugar:

Lo que prueba que
los Raafidis mienten en su afirmación de que los principales Sahaabah Abu
Bakr, ‘Umar y ‘Uzmán estuvieron entre los apóstatas, es el hecho de que está
probado, sin lugar a ninguna sombra de dudas, que la apostasía ocurrió y se
combatió a los apóstatas. Entonces, ¿quién luchó contra quién? Los que
apostataron son aquellos cuya descripción hemos mencionado, a saber, algunas
de las tribus árabes, y el que luchó contra ellos fue Abu Bakr as-Siddiq
(que Allah esté complacido con él) y sus hermanos entre los Mujayirín y
Ansaar —y ‘Ali ibn Abi Taalib (que Allah esté complacido con él) también
participó con ellos en la lucha contra los apóstatas; una de las mujeres
capturadas de Banu Hanifah que se transformó en su esposa, le dio a luz un
hijo que más tarde se convirtió en un destacado erudito llamado Muhammad ibn
al-Hanafiyyah. Si los nobles Sahaabah Abu Bakr y ‘Umar, y los Mujayirín y
Ansaar que estaban con ellos, fueran apóstatas, entonces ¿cuál sería el caso
con respecto a Musaylimah y al-‘Ansi, y sus seguidores? Sin duda, este punto
de vista (de los Raafidis) es la esencia misma de la hipocresía; una clara
mentira y un falso testimonio.

El Sheij al-Islam
Ibn Taymiyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

Que Allah castigue
a estos apóstatas y mentirosos, los seguidores de los apóstatas, que se
esfuerzan por oponerse a Allah, a Su Mensajero, a Su Libro y a Su religión;
abandonaron el Islam y lo arrojaron a sus espaldas, y se esforzaron contra
Allah y Su Mensajero y Sus siervos creyentes, tomando como aliados a los
apóstatas y disidentes. Esto y otras cosas que dicen confirman que estas
personas, que muestran tanto resentimiento hacia Abu Bakr as-Siddiq (que
Allah esté complacido con él) y otros Sahaabah, son iguales que los
apóstatas incrédulos.


Minhaach as-Sunnah
an-Nabawiyyah

(4/490).

También dijo:

En resumen, la
historia de Musaylimah el Mentiroso y su reclamo de profecía, y Banu Hanifah
en al-Yamaamah siguiéndolo, y Abu Bakr peleando contra ellos por eso, es
algo que es bien conocido y narrado a través de los informes mutawaatir; es
conocido por todos, eruditos y pueblo por igual, como cualquier otro
incidente conocido que fue narrado a través de informes mutawaatir. Esta
historia no es algo que solo los eruditos conozcan; más bien es más conocido
entre la gente que la Batalla del Camello y la Batalla de Siffín. Fue
narrado por uno de los eruditos de kalaam que él negó que las batallas del
Camello y de Siffín ocurrieron, a pesar de que esta negación era infundada;
sin embargo, no conocemos a nadie que negara que los musulmanes lucharon
contra la gente de al-Yamaamah y que Musaylimah el Mentiroso afirmó ser un
profeta, y los musulmanes lucharon contra él por eso.

En cuanto a estos
Raafidis, su negación [de que Abu Bakr luchó contra los apóstatas] es
similar a su negación de que Abu Bakr y ‘Umar fueron enterrados junto al
Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y su negación de
que Abu Bakr y  ‘Umar eran aliados del Profeta (la paz y las bendiciones de
Allah sean con él) y que estaban dentro de su círculo cercano, y afirman que
el Profeta (la paz y
las bendiciones de
Allah sean con él) designó a ‘Alí como su sucesor, mencionándolo por su
nombre. De hecho, ¡algunos de ellos incluso negaron que Zaynab, Ruqayyah y
Umm Kulzum fueran las hijas del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah
sean con él)! Dijeron que eran hijas de Jadiya con su primer marido, que era
un incrédulo con quien ella se casó antes de casarse con el Profeta (la paz
y las bendiciones de Allah sean con él).


Minhaach as-Sunnah
an-Nabawiyyah

(4/492, 493).

También (que Allah
tenga piedad de él) dijo:

Ellos —o sea, los
Raafidis— afirman que Abu Bakr y ‘Umar, y quienes los siguieron,
¡apostataron del Islam! Pero los eruditos y el pueblo saben que Abu Bakr fue
quien luchó contra los apóstatas. Si ellos afirman que la gente de
al-Yamaamah fue injustamente perjudicada y asesinada, y desaprueban la pelea
contra ellos y tratan de encontrar excusas para ellos, entonces esto prueba
que esas personas [Ahl as-Sunnah wa’l-Yamaa’ah] están siguiendo los pasos de
aquellas primeras generaciones [los Sahaabah], y que Abu Bakr as-Siddiq y
sus seguidores luchan contra los apóstatas en todas las épocas.

La afirmación de
Ibn al-Mutahhar al-Hilli ar-Raafidi, de que consideraron la tribu de Banu
Hanifah apóstata porque se negó a pagar el zakat a Abu Bakr, es una de las
mentiras más descaradas y atroces, porque Abu Bakr solo luchó contra Banu
Hanifah debido a que creyeron en Musaylimah el Mentiroso y su pretensión de
ser un profeta. En cuanto a aquellos que se rehusaban a pagar el zakaah,
eran personas diferentes a Banu Hanifah. Con respecto a esas personas,
algunos de los Sahaabah no estaban seguros sobre la permisibilidad de luchar
contra ellos, pero ninguno de ellos tuvo alguna duda sobre la obligación de
luchar contra Banu Hanifah …


Minhaach as-Sunnah
an-Nabawiyyah

(4/493, 494).

Cuarto:

Se puede decir a
estos Raafidis: ¿Por qué los tres primeros califas apostataron y ‘Alí no?
¿Por qué personas como ‘Ammaar ibn Yaasir, al-Miqdaad ibn al-Aswad, Abu
Dharr y Salmaan al-Faarisi fueron eximidas de la apostasía? ¿O no es más que
caprichos y deseos?

Nosotros creemos
que los Mujayirín y los Ansaar estarán en el Paraíso para siempre. Allah,
Exaltado sea, dice (interpretación del significado):


“Dios se complace
con los primeros que aceptaron el Islam y emigraron [a Medina], se complace
con aquellos que los socorrieron, y con todos los que sigan su ejemplo [en
la fe y las buenas obras], y todos ellos se complacen con Dios. Él les ha
reservado jardines por donde corren ríos, donde morarán por toda la
eternidad. Ese es el triunfo grandioso.”


[at-Tawbah 9: 100].

Nosotros creemos
que Abu Bakr está en el Paraíso, ‘Umar está en el Paraíso’, Uzmán está en el
Paraíso y ‘Alí está en el Paraíso, y esto se aplica a todos aquellos a
quienes el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) mencionó
por nombre; todos ellos beberán del estanque del Profeta (la paz y las
bendiciones de Allah sean con él) y disfrutarán de esa bebida. ¡Ay de
aquellos que los maldicen y los consideran infieles, cuando ellos mismos son
más merecedores de estar, en el Día de la Resurrección, entre los apóstatas
contra quienes estos nobles lucharon!

En quinto lugar:

Estos hadices
ofrecen pruebas contra los Raafidis que reiteran que los Sahaabah, con pocas
excepciones, apostataron, y afirman que introdujeron cambios después de la
muerte del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él). ¡Lo que
esto significa es que ellos fueron creyentes antes de eso! Entonces, ¿en qué
religión creen después de eso? ¿Qué hicieron para merecer esta denuncia y
acusación de incredulidad? Si ellos (Raafidis) dicen que ellos le quitaron
el califato a ‘Alí (que Allah esté complacido con él), eso puede describirse
como un pecado, pero si es un pecado, como ustedes afirman, entonces sus
buenas obras podrían superar ese pecado. Es suficiente para los Sahaabah que
ustedes los insulten y maldigan, para que todos sus (supuestos) pecados sean
transferidos a ustedes, in sha Allah.

Si ellos (Raafidis)
se refieren a la supuesta matanza del niño por nacer de Fatimah, decimos:
miles de personas fueron asesinadas en el califato de ‘Alí (que Allah esté
complacido con él); ¿Aplicarán ustedes la misma regla y lo considerarán un
incrédulo también?

De lo anterior,
está claro que los nobles Sahaabah son los que defendieron la religión de
Allah, y ellos fueron quienes detuvieron la difusión de la apostasía, que
fue apoyada y promovida por los precursores de los Raafidis, como Musaylimah
el Mentiroso y al-Aswad al-‘Ansi. En Su libro sagrado, Allah, Exaltado sea,
exaltó a los Mujayirín y los Ansaar, en el Corán que se recitará hasta el
inicio de la Hora.

Su Señor los ha
declarado por encima de caer en la innovación, entonces, ¿cómo podrían haber
caído en la apostasía, cuando ellos son los que difunden el Islam?

Y Allah sabe mejor.

 

Related Posts

  • No Related Posts