W3vina.COM Free Wordpress Themes Joomla Templates Best Wordpress Themes Premium Wordpress Themes Top Best Wordpress Themes 2012

Home » . »

ARTíCULO NUEVO: Sura 5, Al Maida (La mesa servida) (Parte 2 de 3)

 

Aleyas 33 a 40: Castigos ordenados, castigo
por bandolerismo, temer a Dios y acercarse a l versus no creer en l, castigo
por robo, y arrepentimiento

Chapter-5,-Al-Maidah-part-2.jpgEl
principio sobre el cual Dios ha creado el sistema de este mundo es que todos
debemos cumplir con nuestros deberes y nadie debe interferir innecesariamente
en el mbito de los dems. Los seres humanos han recibido instrucciones
precisas a travs de los profetas, pero se les ha dado libre albedro para
actuar con rectitud o rebelarse. Aquellos que declaren la guerra contra Dios y
Su Profeta son criminales terribles. Tales personas se entregan a actos de bandolerismo
y sembrar el terror. Para ellos hay un castigo terrible en este mundo y un
fuego devorador en el Ms All.

El mayor logro para el ser humano es la
cercana a Dios. La manera de alcanzar dicha cercana es a travs de la taqua
(temor de Dios o piedad), es decir, convertirse en adorador o devoto de Dios a
travs del temor a Dios y del esfuerzo por Su causa. Rendir el ego y tolerar
toda dificultad y desagrado, para as avanzar hacia Dios.

El sistema punitivo en el Islam para
los delitos sociales tiene dos aspectos especiales: Uno es el castigo por el
crimen que cometa una persona, y el otro es el efecto disuasivo de dicho
castigo. Sin embargo, si el criminal se arrepiente con sinceridad, busca el
perdn de Dios y se abstiene por completo de tales delitos menores en el
futuro, entonces Dios puede perdonarlo en el Ms All.

Aleyas 41 a 50: La obligacin de juzgar por
medio de lo que Dios ha revelado, los judos y la Tor, Jess y el Evangelio,
Muhammad y el Corn

En Medina haba dos clases de personas
que se oponan a la misin islmica: los hipcritas y los judos. Los
hipcritas sentan que la verdadera misin islmica era daina para su xito y
sus intereses, as que solo simulaban haber adoptado el Islam. Los judos, por
su parte, sentan que la misin islmica los rebajaba de su estatus, as que se
unieron para dirigir una campaa en contra del Islam. Solan torcer el significado
de las palabras del Profeta para difamarlo a l y a su misin. Su actitud era
aceptar solo lo que serva a sus intereses. Gente as abandona a Dios y Dios
los abandona a ellos.

El siervo de Dios, que ha surgido con
el mensaje de la verdadera religin de Dios, no debe sentirse desanimado por la
oposicin. La actividad en contra de Dios jams puede tener xito.

Haba antiguos eruditos religiosos que
solan dar falsos decretos y opiniones despus de aceptar sobornos. Sin
embargo, una forma peor de corrupcin es distorsionar las disposiciones de la
religin por parte de oportunistas para satisfacer los gustos populares, a fin
de recibir honor y gloria conferidos por el pblico admirador, y recibir as
contribuciones y ofrendas de todos.

Los antiguos lderes judos se haban
convertido en un centro de atraccin para la gente al dispensar este tipo de
religin. Levantar la voz de la verdad les pareca intolerable, ya que eso
equivala a demoler la estructura de sus intereses creados. Ellos difundan calumnias
sobre l motivados por sus propios intereses.

El propsito del Libro de Dios fue
guiar a la gente hacia el camino del bienestar eterno y sacarla de la oscuridad
de la adoracin de sus bajas pasiones a la luz de la verdadera adoracin. Los
temerosos de Dios consideran el Libro de Dios como un pacto sagrado entre Dios
y Sus siervos, y saben que no pueden aumentar los beneficios que l confiere ni
aminorar en modo alguno el rigor de sus ordenanzas.

En conexin con la justicia, es
requisito de la ley islmica que sus normas se apliquen sin tener en cuenta el
estatus de ningn individuo. A veces, la violencia de una persona no es el
resultado de una intencin maliciosa, sino que ocurre accidentalmente bajo la
influencia del estrs emocional. Bajo tales circunstancias, si la vctima
perdona al perpetrador, se considerar un acto de magnanimidad hacia este
ltimo.

Con el paso del tiempo, la realidad
interna de la religin se pierde, y los rituales pblicos y las ceremonias
formales asumen la fortaleza de la realidad interna, convirtindose finalmente
en “sagrados”. Es por esto que Dios cambi el marco externo de vez en cuando
para que la mentalidad de considerar al marco como la sustancia real de la
religin fuera erradicada, y solo Dios fuera el centro de atencin.

Los portadores de las escrituras
anteriores no pudieron preservarlas en su forma original, por lo tanto, Dios
revel el Corn, la expresin autntica de Su voluntad.

Aleyas 51 a 86: Los aliados de los
musulmanes son Dios, Sus mensajeros y los verdaderos creyentes, las prcticas y
las creencias de la Gente de la Escritura, exceder los lmites de la religin y
seguir los caprichos, un ejemplo positivo y negativo

Las personas verdaderamente piadosas
son aquellas cuyos seres enteros estn tan saturados de fe que desarrollan una
relacin con Dios a nivel del amor. El cumplimiento de los objetivos islmicos
les es tan querido que no hay nada ms que simpata y bondad en sus corazones
hacia sus hermanos en el Islam. La vida islmica es una de propsito y esfuerzo.
Es la misin de un musulmn transmitir la religin de Dios a la gente, guiar al
mundo para que se mantenga alejado del camino que conduce al Infierno, y seguir
el camino que lleva hacia el Paraso.

Aquellos que, con base en una religin
hecha por ellos mismos, afirman tener el monopolio de la devocin a Dios,
desarrollan una aversin extrema hacia ella y pierden todo sentido de
racionalidad. El resultado es que consideran que los musulmanes virtuosos son
criminales y sostienen descaradamente que su forma incorrecta de actuar es
totalmente justa.

Lo que impide que un hombre siga los
dictados de sus deseos es la fibra moral. Cuando la obstinacin y la enemistad
lo dominan, su capacidad de pensar se suprime y no hay nada que combata la
presin de sus deseos.

Haba dos tipos de judos prominentes,
los rabinos y los hombres “santos”, que se mantenan ocupados en el trabajo de
la religin. El secreto de su liderazgo fue su presentacin de una versin
popular de la religin, en lugar de la religin verdadera favorecida por Dios.
La religin favorita de Dios es la de la taqua. En otras palabras, un
hombre debe vivir en sociedad de manera tal que haga buenas obras y se abstenga
del pecado.

La idea de que Dios es pobre con Manos
vacas y que Sus siervos son ricos, es falsa. La causa raz de toda
extravagancia es la imprudencia temeraria del ser humano. Pero cuando la
persona teme a Dios, entiende de inmediato el poder que emana de l y su
fanfarronera desaparece.

Debido a las ilusiones, los miembros de
la comunidad juda se convencieron de estar salvos ante Dios. Lo que tiene peso
ante Dios es llevar a cabo Sus mandamientos y fundamentar nuestra vida en Su
religin.